Óscar Javier Hernández Rosas, secretario de Educación de la administración estatal, dio a conocer que el área jurídica de la propia dependencia continúa revisando el caso de Ignacio Vega, director de la secundaria Enrique Corona Morfín que fue destituido el 18 de julio, y asegura que el proceso seguirá vigente de dos a tres meses más para definir la situación del docente.

En entrevista con RadioLevy, Hernández Rosas explicó que según los expedientes de la propia Secretaría, el conflicto en la secundaria existe desde 2015, antes de que llegaran a la administración estatal, y comenzó cuando el director comenzó a asumir funciones que le correspondían específicamente a la Sociedad de Padres de Familia, lo cual molestó a la presidenta de dicha asociación.

“Esta situación la está viendo el área jurídica de la Secretaría, estará vigente el proceso dos o tres meses más, hay instrucciones que el director recibió de la propia Secretaría y no acató. Hizo cosas que no debía hacer y no hizo cosas que le ordenaron“, señaló.

“Cuando llegamos a la administración ya había un conflicto en la secundaria, el conflicto inició en 2015 según los expedientes de la secretaría, es un conflicto de intereses entre el director de la escuela y la presidenta de los padres de familia”, añadió.

Detalló que, entre las actividades que el directivo asumió y no le correspondían, se encuentran el manejo de las aportaciones proporcionadas de manera voluntaria por los padres de familia y el intento de manejo de algunas facturas, situación que la presidenta de la sociedad de padres no vio con buenos ojos, lo que provocó que el docente la desconociera como líder.

“El director la desconoce, promueve una reunión para que se nombren nuevos directivos, nosotros instruimos al área jurídica de la Secretaría y a la Subdirección de Educación Secundaria para que conciliaran los intereses de las partes, convidar al respeto, la legalidad y el orden, pero las cosas no se dieron así”, abundó.

Finalmente, recordó que luego de esta situación la madre de familia acudió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHE), órgano que, después de casi un año analizar el caso, estableció que los derechos humanos de la mujer habían sido violentados por el director y emitió un documento con seis recomendaciones, y luego de someter el caso a un procedimiento administrativo, la Secretaría determinó que Vega debía ser removido de esa escuela.

Lee: Secretario de Educación afirma que cambio de director de secundaria fue apegado a derecho