El titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris), Ricardo Jiménez Herrera, informó que en lo que va del presente año les han suspendido temporalmente operaciones a 70 establecimientos con venta de alimentos, y al menos siete plantas purificadoras de agua.

Precisó que las plantas de agua purificada que han sido suspendidas hasta el momento, se debe a que el área de proceso de llenado no está aislada de las demás zonas, lo cual incrementa el riesgo de contaminación del producto y añadió que en el caso de los establecimientos de los alimento, la suspensión fue motivada por la contaminación que detectaron en los mismos.

“Muchos establecimientos hemos cerrado de este tipo, bueno estamos hablando de planta purificadoras que hemos cerrado, hemos (cerrado) también comercios que expenden este tipo de alimentos y plantas purificadoras sí hemos cerrado como siete (…) Van en todo el estado como unos 70 establecimientos que hemos suspendido”, puntualizó.

Sin embargo, Jiménez Herrera aclaró que la suspensión que se aplica a estos establecimientos es de manera temporal, toda vez que la Ley General de Salud así lo marca, de manera que estos negocios pueden volver a reabrir una vez que cese la causa que motivó dicha suspensión.

“Ya iniciamos un operativo para lo que es agua purificada y estamos ahorita verificando en la vía pública a las camionetitas que están repartiendo (agua) y que cumplan con la normativad, principalmente el sello de calidad y que tengan todos los datos que marca la norma oficial, es decir el nombre, el teléfono y el domicilio y hemos ya asegurado varios garrafones de este tipo”, finalizó.