El presidente de la Confederación Patronal Mexicana (Coparmex) en la entidad, Mario Moncada, estimó que tanto el Poder Judicial como el Poder Ejecutivo a través de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) no están haciendo su tarea completa para castigar los delitos que se cometen en la entidad.

Lo anterior lo declaró Moncada en entrevista para RadioLevy, al hablar del asesinato del alcalde de Ixtlahuacán, Crispín Gutiérrez, ocurrido el pasado viernes (20), quien se convirtió en el tercer funcionario colimense asesinado en los últimos 15 meses, junto con Daniel Cortés, director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Manzanillo (Capdam) y Jaime Vázquez, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) y cuyos casos no se han esclarecido.

“Siempre se dice y ustedes los medios lo difunden muy bien, el tema de que se va a utilizar todo el peso de la ley y no vemos que avancen las cosas, queda como un expediente adicional ahí”, señaló el líder empresarial, quien aceptó que algo está pasando tanto en la PGJE como en Poder Judicial pues “de lo que se tiene en curso” no se tiene ninguna sentencia cuando “la impunidad está a la orden del día”.

“Entonces aquí el asunto de la seguridad, bien sabemos todos que estamos muy acostumbrados a pedirle todo al Ejecutivo pero es tarea de los tres poderes, el Legislativo tiene que apoyar al Ejecutivo para que tenga recursos para hacer las cosas y el Judicial utilizar con toda la fuerza la ley que tenemos” añadió.

Y aunque aclaró que de momento no tienen registro en la Coparmex de empresarios que hayan sido víctimas de amenazas, extorsiones o secuestros, reconoció la necesidad de que las autoridades le den celeridad a las investigaciones que se tienen en curso, pues refiere que mientras no se tengan culpables se seguirán cometiendo los delitos.

“Parece ser hasta buen negocio ser delincuentes porque no les pasa nada; entonces ahí andamos muy fallos, el Poder Judicial y el Ejecutivo a través de la procuraduría no están haciendo la tarea completa, que hagan la tarea tal y como está escrito en la ley, no se requiere nada más”, sugirió Moncada Cantú.

Dijo además que quienes integran ese sector que representa, se sienten no solamente “muy indignados” con el asesinato de Gutiérrez Moreno, sino también “desprotegidos por parte de la autoridad”, porque aún y cuando se cuenta “con la ayuda muy valiosa de las fuerzas armadas”, siguen sucediendo esos hechos.

“Pero sí nos sentimos en primer lugar muy indignados porque (el crimen) ya está en todas partes, porque antes se presumía o se explicaba, bueno nos decían las autoridades que era entre ellos, entonces ya no es entre ellos, ya trasciende y a lo mejor esto es un asunto de extorsión, no sabemos”, subrayó.

Sostuvo que tampoco han visto un avance en la preparación de las fuerzas policiacas estatales y creen que en el momento en que las fuerzas armadas federales se retiren del estado los colimenses quedarán nuevamente “en la misma condición sin haber preparado, sin haber contratado y sin haber capacitado y equipado a la policía”.

“En el asunto de presupuesto puede ayudar mucho el Congreso del Estado, entonces yo haría un llamado al Congreso para que apruebe recursos para la seguridad de los colimenses. El gobernador nos explicaba que necesitaba 200 o 300 millones de pesos más en su presupuesto para contratar esos policías y equiparlos entonces el llamado es al Congreso, que diga ‘aquí está este recurso’ (…) para que los colimenses vivamos tranquilos, esa sería la mejor actuación del Congreso”, concluyó.