La proporción de la población que en Colima viven en pobreza y en pobreza extrema disminuyó menos de un punto porcentual entre 2014 y 2016, con reducciones del 0.7% y 0.8% respectivamente,  de acuerdo a las cifras más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Esta medición arroja que en 2014 el 34.3% de los colimenses se encontraban en situación de pobreza, mientras que para 2016 la cifra descendió a 33.6%.

Sin embargo, en cantidad absoluta de personas el Coneval revela incluso un aumento, pues  la entidad tenía 244 mil pobres en 2014, y un par de años después eran ya 248 mil. Esta disminución en la proporción de la población que vive en pobreza pero el aumento en la cantidad de pobres es consecuencia del crecimiento poblacional,  ya que según las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo) Colima, pasó de 710 mil 982 habitantes en 2014 a 735 mil 724 en 2016.

La pobreza extrema disminuyó tanto en proporción como en el número de personas que viven en esta condición, ya que en 2014 el 3.4% de colimenses vivían en pobreza extrema y en 2016 eran el 2.6%, lo que significa haber pasado de 24 mil personas a 19 mil.

En cuanto a la población en pobreza moderada se tiene un aumento de apenas el 0.1% que en miles personas arroja que se paso de tener a 220 mil colimenses en dicha situación a 229 mil.

¿Cuáles son los mayores rezagos en Colima?

El Coneval también indica que el mayor rezago que tienen los colimenses es en cuanto al acceso a la seguridad social, pues el 47.7% tiene esta carencia en la medición de 2016; le sigue la carencia en el acceso a la alimentación, de la cual padece el 21.1% de la población; el tercer lugar lo ocupa el rezago educativo, con 16.3%.

Mientras que el 11.9% no tiene acceso a los servicios de salud y en cuanto a la carencia por calidad y espacios en la vivienda se indica que para 2016 lo enfrentan el 11.4% de la población y, el menor rezago es en cuanto a carencias es el acceso a los servicios básicos en la vivienda con 8.6%.

Colima en el top 10 de los estados que menos han disminuido la pobreza

Colima ocupa la sexta posición de los estados que menos han disminuido su índice de pobreza entre 2014 y 2016, el primer lugar de esta lista es Veracruz, entidad que, contrario al objetivo, la aumentó en 4.2%; en segundo lugar está Oaxaca que también incrementó el número de personas dentro de esta condición en un 3.7% y en la tercera posición se ubica Tabasco que creció su índice de pobreza en 1.3%, mientras que la media nacional indica una reducción en la pobreza del 2.6%.

Con su reducción del 0.8% en el número de personas en pobreza extrema Colima también se gana un lugar en la lista de los 10 estados con menor porcentaje de reducción en dicho rubro y durante el mismo periodo, ubicándose en la novena posición, el listado es liderado por Tabasco, Aguascalientes y la Ciudad de México que han aumentado la población en condiciones de pobreza extrema en 0.7%, 0.2% y 0.1%, respectivamente. La media nacional señala que la pobreza extrema ha disminuido en 1.9%.

En cuanto a la pobreza moderada en el mismo lapso 2014-2016, Colima ocupa el onceavo lugar de los estados que menos han disminuido su índice, porque incluso la aumentó en un 0.1%, Oaxaca la aumento en 5.1%, Veracruz en 4.9% y Chiapas en 4.6%, siendo estos tres estados las primeras posiciones.

¿Cuánto  se ha invertido en combatirla?

De acuerdo al primer informe de gobierno de Ignacio Peralta, durante 2016 se programaron 192 millones de pesos para atender carencias sociales y población en pobreza extrema a través del programa Prospera, según el último informe (2015) del exgobernador, Mario Anguiano a este mismo programa se aplicaron 473 millones 279 mil pesos hasta julio de ese año y en 2014 fueron 207 millones 897 mil 515 pesos.

El programa Prospera es instrumentado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y es, con cambios en nombre y en algunos de sus detalles, el programa estrella desde finales de la década de los 90 de la política social encaminado a disminuir la cantidad de personas que viven en situación de pobreza y pobreza extrema.