El Partido Acción Nacional (PAN) busca castigar los actos de violencia política contra las mujeres que sean cometidos por militantes de ese instituto político con sanciones que pueden ir desde una amonestación hasta la expulsión de sus filas partidistas, informó la titular de la Secretaría de Promoción Política de la Mujer del Comité Directivo Estatal (CDE), Meyly Pastora Beltrán.

Lo anterior lo reconoció la panista al presentar el Protocolo de Atención a la Violencia Política contra las Mujeres militantes del PAN, que recordó fue firmado el 25 de noviembre del 2016 y aprobado el 30 de noviembre del mismo año por la Comisión Nacional Permanente.

En la rueda ofrecida la mañana de este martes (14), Beltrán expuso que esta Secretaría, apegándose a la doctrina humanista que pone en el centro del actuar a la persona y su dignidad, reconoce que las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres para participar en la toma de decisiones y deben tener las mismas oportunidades para postularse a un cargo de representación popular.

“El protocolo brinda las referencias teórico-jurídicas de los derechos políticos de las mujeres, contenidos en los instrumentos internacionales y en la normatividad nacional”, apuntó la panista.

Añadió que dicho protocolo establece compromisos como el de no tolerar “ningún tipo de violencia hacia las mujeres, ni correligionarias, ni militantes”, para lo cual habrá tolerancia cero; además de que “se dará difusión y seguimiento al presente protocolo en diversos medios de comunicación redes sociales”; y tomarán “medidas dentro del partido para evitar la violencia política de género”.

Asimismo, contempla que “el partido defenderá activamente a sus candidatas si son violentadas por otros partidos”, aunado a que se establecerá “un taller que dé a conocer en que consiste la violencia política, con elementos de género”; y “se dará todo el respaldo a las mujeres que busquen ser parte de una contienda electoral”.

Pero también insistió en que Acción Nacional “no tolerará actos de violencia contra las mujeres, ni intra ni interpartidista; además de que “se buscara crear la Comisión Especial Estatal Contra la Violencia Política sobre las Mujeres Militantes del PAN”.

Añadió que para lograr la aplicación de ese protocolo, trabajarán hombro con hombro con las mujeres panistas para promoverlas, empoderarlas para que conozcan sus derechos y para que participen en los procesos internos de Acción Nacional.

Ahondó que la referida comisión estará integrada por cinco militantes, donde se trabajarán los casos de violencia política que se detecten, y quienes además impondrán las sanciones en caso de que algún militante ejerza ese tipo de violencia, pues además de las sanciones ya referidas, quienes las cometan podrían también ser inhabilitados para buscar algún cargo popular o puesto directivo.

Por su parte, la diputada Gabriela Sevilla, quien preside la Comisión de Equidad de Género en el Congreso del Estado, advirtió que no permitirán “que ninguna de las mujeres que pueden ser candidatas o que estén ocupando algún cargo público, sufran este tipo de violencia”, la cual dijo, es una violencia recurrente que se da en el ámbito político , pero también se da desde el espacio público y privado.

Reconocen adeudos a trabajadores del CDE

En otro tema, al ser cuestionada de las quejas que han manifestado de manera anónima algunos trabajadores del CDE en relación a que se les adeudan tres quincenas, Beltrán reconoció esa problemática, aunque dijo desconocer la cantidad de trabajadores en esa situación y el número de pagos pendientes a cada uno.

“La presidenta del partido ya está viendo ese tema, y no es por una situación personal el que no se les quiera pagar, sino más bien por cuestiones administrativas del mismo partido ha habido esta problemática (…) y creo que va a quedar resuelto muy pronto”, aceptó.

Si bien resaltó que se cuenta con el recurso para hacer esos pagos, el retraso de los mismos se debe a que el CEN del PAN no ha entregado aún los poderes a la nueva dirigencia estatal, pero insistió en que la presidenta y diputada Julia Jiménez ya lo está gestionando, además de que se comprometió a vigilar “que las personas y sobre todo a las mujeres que trabajan en este comité se les pague puntualmente una vez que se resuelva ese conflicto administrativo”.

“No es por una cuestión de violencia, tocando el tema, al contrario la presidenta está muy preocupada por las mujeres, por eso me pidió que estuviera al frente de esta secretaría y que presentáramos el protocolo. Es una decisión más bien del CEN que no entrega todavía los poderes (…) para poder acceder a los recursos, el dinero está solo falta que el Comité Ejecutivo Nacional agilice ese trámite”, concluyó.