El informe de la auditoría ordinaria de 2015 al Poder Ejecutivo, realizado por el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), propone sancionar a Mario Anguiano con una inhabilitación por 14 años para ejercer cargos públicos, además de una multa económica de 66.8 millones de pesos.

En este mismo documento también se señala a Blanca Isabel Ávalos, exsecretaria de la entonces Finanzas y Administración del Gobierno del Estado, y se propone su inhabilitación para ocupar cargos públicos por el mismo periodo que al exgobernador, además de otra sanción económica resarcitoria por 66.8 millones.

Lee: Pide Osafig inhabilitar a MAM, Rafa Gutiérrez e Isabel Ávalos y sancionarlos por 707 mdp

También se pide que a Isaac Martínez Vega, quien de acuerdo al organigrama del Sistema Estatal de Financiamiento para el Desarrollo del Estado de Colima (Sefidec), sigue fungiendo como director de Administración y Finanzas del organismo, se le destituya del cargo, se le inhabilite por 10 años para ocupar cargos públicos y se le imponga una “sanción económica solidaria” por nueve millones de pesos.

Para Héctor Hugo Quintero Munguía, quien se identifica como jefe de departamento A, adscrito a la Policía Estatal Preventiva cuando se cometieron irregularidades, se propone una inhabilitación de 10 años para ocupar cargos públicos, así como una “sanción resarcitoria solidaria” de 35 millones 500 mil pesos.

El informe también indica una sanción para Josefina Carrillo Llerenas, adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) con cargo de Supervisor y categoría Supernumerario, en la época de comisión de la conducta descrita de irregular, para la cual se pide inhabilitarla por 10 años y una “sanción resarcitoria solidaria” de 2 millones de pesos.

Todas las sanciones anteriores se derivan de la observación F37-FS/15/20, donde se explica que hay 12 operaciones bancarias hechas por Ana Josefina Rodríguez Cedano durante el mes de mayo.

Las irregularidades (F37-FS/15/20)

En el informe se identifica que Isaac Martínez Vega recibió 9 millones de pesos sin acreditar que el recurso haya llegado a las arcas del Sefidec.

También se observa que una cuenta de Gobierno del Estado transfirió 4 millones de pesos a una cuenta denominada Sefidec, pero que no se encuentra en sus registros contables ni es administrada por dicho ente.

Asimismo se identificaron dos transferencias electrónicas por 1 millón cada una para Josefina Carrillo Llerenas, que ingresó a la SSP en enero de 2015 y salió de la dependencia en junio del mismo año.

Se señala además que a nombre de una cuenta de Gobierno del Estado hay transferencias por un total de 35 millones de pesos entre el 12 de mayo y el 5 de junio, los cuales fueron emitidos a favor de Héctor Quintero Munguía y cobrados por él mismo, a quien se identifica como empleado del Gobierno del Estado con número de control 22885 con el cargo de Jefe de Departamento “A”.

Esa misma cuenta hizo otras dos salidas a nombre de Sefidec y Gobierno del Estado de Colima pero no se identifica la aplicación de recursos y se identificó la salida de otros dos cheques por la cantidad de 1 millón de pesos y 1 millón 500 mil pesos cuyos beneficiarios se desconocen.

Asimismo quedaron sin identificar 9 millones 800 mil pesos erogados.