El Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) detectó en la auditoría 2013, 2014 y 2015 al Sistema Estatal de Financiamiento para el Desarrollo Económico del Estado de Colima (Sefidec) una cuenta bancaria fuera de su contabilidad oficial y con extracciones a través de transferencias y cheques superiores a los 20.7 millones de pesos (mdp), erogaciones que no fueron aprobadas por la Junta de Gobierno del organismo y que tampoco estaban presupuestadas.

Por esta irregularidad, propone sanciones administrativas y económicas a los siguientes exfuncionarios:

 Blanca Isabel Ávalos Fernández, exdirectora general del Sefidec 

El Osafig propone inhabilitarla para desempeñar cargos públicos por 14 años e imponer una sanción económica resarcitoria subsidiaria por 20 millones 710 mil 500 pesos, esto por “omitir injustificadamente ordenar, gestionar, y vigilar el registro de contabilidad del Sefidec”, de la referida cuenta en Banco del Bajío, “generando en consecuencia la ausencia de registros contables y documentación de soporte de las operaciones financieras realizadas en dicha cuenta; así como por autorizar transferencias electrónicas y cheques” de la referida cuenta por el monto ya citado, sin mediar autorización de la Junta de Gobierno y sin estar previstos en el Presupuesto, recursos cobrados por servidores públicos del Sefidec y por la empresa NPG Latam, S.A. de C.V.

 Gabriel Valdovinos Vázquez, exdirector de Administración y Finanzas de  Sefidec 

El Osafig también propone 14 años de inhabilitación y sanción económica de 20.7 mdp por los mismos motivos que Blanca Isabel Ávalos.

 Haydee Quintero Vázquez, exdirectora general de Sefidec 

Propone una inhabilitación de 14 años, una sanción económica directa de 100 mil pesos y una sanción económica resarcitoria subsidiaria por 4 millones 336 mil 428.57 pesos por irregularidades detectadas en la misma cuenta; en el caso de la sanción económica directa es porque cobró un cheque a su nombre por esa cantidad; todo esto, en erogaciones que no estaban presupuestadas y que no fueron avaladas por la Junta de Gobierno de Sefidec.

 Cristina Cobián Torres, exdirectora de Administración y Finanzas de Sefidec 

El Osafig propone una inhabilitación de 14 años, una sanción económica resarcitoria subsidiaria por 4.336 mdp y una sanción resarcitoria directa por 370 mil pesos, esto último por el cobro de un cheque a su nombre con cargo a la referida cuenta operada con recursos del organismo.

 Isaac Martínez Vázquez, exjefe de Informática de Sefidec 

Se propone inhabilitarlo por cinco años y una sanción económica directa por 6 millones 307 mil 339.42 pesos por cobros de cheques a su nombre en la referida cuenta, también sin el aval de la Junta de Gobierno.

 Pedro Godínez Mendoza, actual auxiliar de Servicios Generales de Sefidec 

Proponen amonestarlo públicamente e imponerle una sanción económica directa por 2 millones 989 mil 956.56 pesos por cobro de cheques a su nombre.

 Monserrath Nava Rodríguez, actual encargada de Control de Documentos de  Sefidec 

Propone el Osafig amonestarla públicamente e imponerle una sanción económica directa por el cobro de un cheque a su nombre por 100 mil pesos.

En esta irregularidad también están señalados dos ciudadanos que no eran servidores públicos de Sefidec y a una empresa:

A la ciudadana Catalina Núñez Ávila, propone imponerle una sanción económica directa por 559 mil 632.59 pesos por el cobro de un cheque a su nombre.

A la ciudadana Josefina Carrillo Llerenas por transferencia electrónica a su nombre provenientes de esta cuenta fuera de la contabilidad de Sefidec pero con recursos de este organismo, propone imponerle una sanción económica directa equivalente al monto transferido de 4.65 mdp.

Y a la empresa NPG Latam S.A. de C.V. por recibir una transferencia electrónica proveniente de la misma cuenta por 10 mdp.

Sefome respetará presunción de inocencia de exfuncionarios señalados

El titular de la Secretaría de Fomento Económico (Sefome), Carlos Domínguez Ahedo, afirmó que quiere respetar la presunción de inocencia de los funcionarios y exfuncionarios que resultaron involucrados en las irregularidades detectadas por el Osafig.

“Es difícil hablar en los micrófonos sobre procesos que llevan un canal legal, se están mencionando a muchas personas, presuntos culpables que habría de ver si de verdad son culpables, presuntas multas o irregularidades que habría de preguntarles porque muchas veces los empleados de los organismos de gobierno siguen indicaciones de alguien”, precisó en entrevista con RadioLevy.

“Lo que sí se es que muchas veces se usaban los fondos del gobernante en turno hiciera favores o ayudara a la gente (…) es difícil juzgar a los funcionarios de Sefidec de aquel entonces, dejemos que prosiga el camino legal, como se debe de seguir”, abundó.

¿Por qué abrió el Sefidec una cuenta que no registró?

De acuerdo a las explicaciones que dieron Blanca Isabel Ávalos Fernández, Gabriel Valdovinos Vázquez, Cristina Cobián Torres y Haydee Quintero Vázquez, la cuenta en Banco del Bajío tenía la finalidad de atender situaciones atípicas del Gobierno del Estado, entre las que se encuentran algunos desastres a causa de fenómenos naturales y afectaciones por obras federales que ponían en riesgo la gobernabilidad y paz de la entidad.

Los rubros en los que fue usado el recurso de esta cuenta, según los exfuncionarios, fueron:

  1. Un programa de competitividad para potenciar la agroindustria.
  2. La indemnización a propietarios de casas y terrenos colindantes a las obras del túnel ferroviario en Manzanillo.
  3. Apoyar con 85 sueldos semanales a algunos pescadores del vaso l y ll de la Laguna de Cuyutlán que bloqueaban el viaducto carretero y afectaban a la comunidad de Campos, en Manzanillo.
  4. La compra de despensas para damnificados del huracán “Cristina” en junio 2014.
  5. La compra de despensas para damnificados del huracán Marie en agosto 2014.
  6. Pagar obras a la empresa Banaterra y arreglarán el problema de inundaciones del arroyo La Tigra, en Manzanillo, que afectaba a la terminal de combustibles de Petróleos de México (Pemex), recurso que fue obtenido de la venta de toneladas de asfalto donado por el mismo Pemex.
  7. Ayudar con 10 mdp a que la empresa NPG se estableciera en la entidad.
  8. Comprar despensa que se otorgó de forma extraordinaria a la población de distintas comunidades en el último año de gestión del exgobernador Mario Anguiano.
  9. Subsanar la armonización contable.
  10. Apoyar a la comunidad de Zacualpan, Comala con entrega de bienes.

“El Sefidec no utilizó ni un solo peso para sí de los recursos que contenía la cuenta maestra, sólo sirvió para fines que requirió el Gobierno estatal y siempre fue utilizada por la instrucción del Ejecutivo estatal, a través de la Secretaría de Finanzas y Administración, ya que esta dependencia forma parte de la Junta de Gobierno Sefidec”, finaliza la explicación de los señalados por el Osafig.

Sin embargo, el Osafig concluye que el Sefidec no debía participar en actividades como la compra de despensas, pues no es el trabajo de dicha instancia de gobierno y puntualiza que esta cuenta fue usada discrecionalmente.

“Todo ello lo realizan al amparo de una cuenta bancaria a nombre del Sefidec que nunca estuvo registrada en la contabilidad del organismo, la cual fue operada de manera discrecional por funcionarios del propio ente, denotando un inadecuado manejo de los recursos públicos, lo anterior sin haber establecido convenio alguno al respecto con las distintas dependencias y entidades del ramo correspondiente dentro del Poder Ejecutivo del Estado (…) por el contrario, existen elementos suficientes para concluir que las cantidades de dinero que fueron retiradas de la cuenta mediante cheques cobrados en efectivo constituyen un desvío injustificado e ilegal de recursos económicos.

Para este caso, también se propuso sancionar a Pedro Godínez Mendoza y Montserrat Nava Rodríguez por haber cobrado algunos de los cheques que provenían de la cuenta de Banco del Bajío, aunque el ente auditor advierte que cuando se confrontó a dichos exfuncionarios, éstos dijeron no saber porque se abrió la cuenta y que una vez que se cobraba el efectivo, era entregado a Quintero Vázquez y Valdovinos Vázquez, quienes a su vez señalaron que todo el dinero iba a parar a manos de Blanca Isabel Ávalos.