Sergio Jiménez Bojado, dirigente estatal de Morena en Colima, reconoció que les faltó cohesión y conocerse más, para evitar la ruptura entre los legisladores locales. Explicó que en el llamado que se hizo a la ciudadanía para las candidaturas, convergió mucha gente en la que creyeron y capacitaron, pero que faltó en muchos, cimentar sus principios.

“Los diputados son nuevos, gente que no estaba en formación política ni traía la defensa de los principios que nosotros enarbolamos; se abrió el abanico y este es el costo que estamos pagando de la novatez y la falta de congruencia (…) por ello la deserción que no tendría que llegar a ese punto”, señaló.

Jiménez Bojado dijo que espera no más deserciones en el partido, pero que no puede asegurar que lo haya.

Respecto a la reducción de sueldos en el caso de los legisladores de Colima, señaló que se debe respetar el planteamiento en campaña, de reducir por mitad las percepciones y suprimir los privilegios.

Aseguró que el llamado es a emular a su líder moral, Andrés Manuel López Obrador, quien abonó para que estuvieran en esos espacios de alta responsabilidad, pues de no hacerlo, corren el riesgo de perder credibilidad.

Escucha la entrevista completa: