Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) negó que los programas que maneja esa dependencia puedan ser usados para favorecer al candidato priista en la próxima elección extraordinaria donde se elegirá al futuro gobernador de Colima.

“Aquí hemos estado todos, estamos un presidente municipal panista, un gobernador interino, un gobierno del presidente Peña de la mano, así es que no hay manera de que se utilicen estos programas.

“Hay leyes muy claras de blindaje electoral y una vez que esté el proceso electoral, iniciado las campañas, nosotros cumpliremos a cabalidad la ley como lo hicimos cuando estábamos en Sedesol (Secretaría de Desarrollo Social); no tenemos una sola denuncia del 7 de Junio; no la tendremos en la próxima elección extraordinaria”, respondió Robles al cuestionamiento de Ángel Guardián luego de encabezar los eventos en Palacio de Gobierno.

Previamente, en uno de los eventos que encabezó la funcionaria federal, el alcalde capitalino de extracción panista, Héctor Insúa, le pidió que blindara los programas que maneja la dependencia a su cargo para que no sean utilizados con fines electorales.

“Los programas de Gobierno federal, pero manera muy particular los que encabeza la secretaría a su cargo, son susceptibles de poder incurrir en algún tipo de desvío; pedirle respetuosamente que gire sus instrucciones para que eso no ocurra en Colima. Los colimenses queremos vivir ya una normalidad institucional y salir de los procesos electorales para poder poner a toda marcha de nuestras comunidades”, manifestó.

insua-1

En ese sentido, Insúa se comprometió ante Robles a que a través del municipio que administra haría lo propio para blindar los distintos programas y recursos públicos para evitar ese desvío.

En el primer evento, realizado en el Salón Gobernadores del Palacio de Gobierno, la secretaria encabezó la integración del Comité de Desarrollo Regional para las Zonas Mineras del Estado de Colima; así como la entrega del Plan de Ordenamiento Territorial por parte del gobernador interino Ramón Pérez.

Al hacer uso de la voz, Robles aseguró que es la primera vez en toda la historia de la minería en el país que las empresas mineras están obligadas a pagar un impuesto sobre sus utilidades para que se traduzca en obras de bienestar y beneficio de las poblaciones en las que se llevan a cabo estas actividades.

Detalló que este recurso de parte de las empresas mineras consiste en otorgar 20 por ciento de apoyo económico al Gobierno federal, 30 por ciento al Gobierno del Estado y 50 por ciento a los municipios, de tal manera que Minatitlán tendrá un apoyo de 18 millones de pesos, mientras que el estado como tal tendrá 11 millones de pesos.

Ahí, Robles pidió a los presentes un minuto de silencio de pie para recordar a las víctimas de los atentados perpetrados en París, Francia la noche del viernes (13).

Al término de ese acto, la funcionaria entregó las cartas de liberación del Programa de Apoyo a los Avecindados en Condiciones de Pobreza Patrimonial para Regularizar Asentamientos Humanos Irregulares (Pasprah), con la que los propietarios podrán obtener los apoyos para obtener las escrituras de sus viviendas.

En ese tenor, la funcionaria federal reiteró el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto con Colima y sus habitantes, ya que anunció en cuatro meses podría estar regresando al municipio de Armería, particularmente a El Paraíso, el cual fue severamente afectado tras el paso del huracán Patricia.