El diputado local independiente Nicolás Contreras Cortés descartó tener interés en ocupar la titularidad de la Secretaría de Educación ante una eventual remoción del actual secretario Óscar Javier Hernández Rosas.

En entrevista con RadioLevy, el también exdirigente magisterial aseguró que se mantiene concentrado en su labor en el Congreso local y reconoció que la Secretaría de Educación requería un perfil con firmeza como el del actual secretario, sobre todo por lo que denominó un “secuestro” de esta dependencia para impulsar un proyecto político.

No me interesa, lo digo con toda franqueza, es un espacio que entiendo que tiene que ser para alguien que tenga mucho conocimiento del ámbito de la reforma educativa, de las entrañas de la Secretaría, así que no me interesa, para nada, no tengo yo pensado en este momento, tengo una responsabilidad en el Congreso del Estado“, señaló.

“No puedes corregir algo si no llegas a la verdad, y la verdad es que la dependencia estaba secuestrada, estaba en manos de alguien que quería un proyecto político partidista y no un proyecto académico, entonces llega el secretario, implementa la reforma educativa y genera molestias”, agregó.

Contreras Cortés dijo que, en caso de confirmarse la utilización de un cargo público para obtener un permiso para utilizar un espacio público para un evento privado, esto sería algo indebido, sin embargo, aclaró que es el gobernador Ignacio Peralta Sánchez el único facultado para tomar una decisión al respecto.

Asimismo, reconoció que también ha quedado en evidencia que algunos actores políticos y magisteriales tienen intereses específicos por los cuales han intentado desestabilizar o tumbar al secretario Hernández Rosas.

“Definitivamente creo que detrás de este movimiento puede haber algunos intereses de tipo político, no lo dudo, es evidente, la gente, el magisterio y los trabajadores de la educación tienen capacidad de discernimiento y saben cómo son las cosas, no se dejan engañar, si bien es cierto subyace en el movimiento el reclamo por falta de pago, saben de qué manera se les quiere mover en ocasiones”, mencionó.

Que expliquen por qué se les debe y qué les paguen

Por otro lado, manifestó su respaldo al magisterio colimense para que se les paguen los adeudos que con ellos sostiene la administración estatal desde 2014 y 2015, pero también para que se explique a cuánto asciende y por qué se generaron estos adeudos si eran recursos que estaban presupuestados y etiquetados.

Por esto, el grupo parlamentario independiente propuso y el Pleno avaló por unanimidad un punto de acuerdo para exhortar a la Contraloría General del Estado y al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), para que investiguen y documenten las causas por las que en el referido periodo se omitió pagar a los trabajadores de la educación las prestaciones legales y convencionales a las que tienen derecho y se encontraban debidamente presupuestadas.

También manifestó su sorpresa de que en el pasado algunos liderazgos magisteriales y actores ligados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no hubieran alzado la voz ante la falta de estos pagos.

“Muchos en su momento protestamos por eso y yo no vi a muchos trabajadores salir a protestar, esto es producto de la Reforma Educativa, en su momento pocas voces se levantaron pidiendo que se revisara a profundidad, porque uno de los aspectos de la Reforma Educativa era restarle voz al sindicato”, resaltó.

“Yo siempre voy a estar del lado de los maestros en el sentido de sus derechos sindicales, pero no hay que olvidar que la Reforma Educativa se aprobó en el 2013 en el Congreso de la Unión y se replicó en los estados, y en el Congreso del Estado se aprobó también, pero entonces los únicos diputados que la votaron en contra, fueron los diputados del PRD, todos los demás la votaron a favor, hay que decir las cosas tal cuál son”, agregó.