El gobernador de Colima, Ignacio Peralta, se comprometió a financiar el proyecto que busca evitar la muerte de millones de cangrejos que anualmente se da en 18.5 kilómetros de la autopista Armería-Manzanillo previo al temporal lluvioso.

“Yo ya he comprometido el financiar el proyecto para buscar una solución a esta problemática que también nos preocupa, pero insisto, todo tiene que ser dentro de la ley. Recuerden que obstruir vías federales de comunicación es un delito federal, y en ese sentido no estaríamos de acuerdo, siempre y cuando haya acciones propositivas dentro de la ley contarán con el Gobierno del Estado como un aliado”, detalló.

Por su parte, el director del Centro Colima de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Guido Mendiburo Solís, afirmó que durante la última reunión que tuvieron con la asociación agrícola Productores Unidos por Colima, se propuso poner una malla en algunos tramos de la carretera como medida provisional, con la intensión de encausar a los cangrejos a las obras de drenaje y así evitar que tengan que pasar por el pavimento.

“Ellos plantearon en la última reunión unas medidas provisionales, mientras se llega la solución definitiva de poner una malla en algunos tramos de la carretera para que sean encausados los cangrejos a las zonas de drenaje existentes y pasen por las zonas de drenaje y no tengan que subirse a la carretera”, explicó.

“La gente de la concesionaria me ha estado reportando que andan en la gestión de los recursos para poder hacer estas obras que nos están solicitando los Productores Unidos por Colima“, añadió.

Cabe destacar que desde febrero de este año, Arnoldo Vizcaíno, presidente de Productores Unidos por Colima, entregó un documento donde se solicita a la empresa operadora de la autopista Colima-Manzanillo, que construya un paso para evitar que los cangrejos que emigran del mar a la laguna de Cuyutlán, mueran triturados por el tránsito vehicular.

Con información de Jesús Lozoya