El gobernador de Colima hace un “llamado desesperado” para que la sociedad también participe en la estrategia contra la violencia criminal y no solo se critique su gestión desde el punto de vista político-mediático.