El exgobernador de Colima y precandidato al Senado en la segunda posición por la fórmula conformada por los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Revolucionario Institucional (PRI), mencionó en entrevista con RadioLevy algunas claves relacionadas con el día en que fue atacado a tiros mientras desayunaba en el restaurante Los Naranjos Campestre, la relación con el grupo político del también exgobernador Mario Anguiano, su opinión sobre el coordinador estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Leoncio Morán, y su perspectiva, en términos políticos, rumbo a las elecciones de 2021.

A continuación te presentamos algunos de los momentos más relevantes de la entrevista.

—Rumbo al Senado, ¿por qué sí cabe Fernando Moreno Peña y los otro no?

“Cuando se hace el acuerdo de qué posiciones se les da a cada uno, al Verde se le dan ocho senadurías y al Panal cuatro, siempre se habló que en la que se le da a Colima, la primera del Verde iba a ser varón, se hablaba de Virgilio, en ese entonces se habló en el partido que sería una mujer de parte del PRI.

“Después hay un cambio y Virgilio (Mendoza) opta por contender por la alcaldía de Manzanillo porque Gaby Benavides no se podía reelegir porque no renunció con más anticipación al PAN.

“La salida de Virgilio de la fórmula hace que al interior del partido y quienes toman decisiones hagan otro tipo de consideraciones. Yo de alguna manera soy un candidato incómodo y para otros lleno ciertos requisitos, yo, al ir en una fórmula, no voy a ser como tradicionalmente se hace, que una vez ganando, iniciar mi campaña a la gubernatura”.

—¿Pero por qué tú?

“Es un mito eso de que hay hombres fuertes o alguien detrás, a quien le preguntes te dirán que en los dos primeros años de mi gobierno todos decían que Humberto Silva, exrector, había intervenido para que yo fuera rector y era el hombre fuerte, el que gobernaba Colima, eso fue falso siempre.

“Ninguna influencia he intentado tener, respeto al gobernador, él tiene el liderazgo del partido y del gobierno, siempre hay esa idea, creen que siempre hay un hombre fuerte y un títere. Eso es falso completamente. El poder es único, por eso hay disputas.

—¿Pero por qué se inclina la balanza a tu favor?

“¿Por qué no yo? Si tengo una amplia carrera política, soy un hombre de partido consolidado, he sido delegado en dieciocho estados, he sido miembro del comité nacional en varias ocasiones y he trabajado con ocho presidentes del Comité Nacional.

“Muchos querían ser senadores pero nomás hay una posición, la política así es, muchos querían ser, (Fernando) Antero, Indira (Vizcaíno), Kike Rojas. La política es como es, no como uno quiere que sea.

“Reúno los requisitos, soy un factor que le va a dar una dimensión diferente a la contienda. Una dimensión de expectativa de tener un senador que tenga una amplia capacidad de gestión para el estado, que conoce los problemas de la entidad a plenitud y que pueda aportar al Gobierno del Estado al debate nacional.

—¿La gente te ve bien?

“Las encuestas son la fotografía del momento, la elección es una gran película que tiene muchas fotografías. Estoy bien en la encuesta, estoy bien posicionado en el ánimo de la gente, se han publicado algunas y en todas he salido arriba, pero no creo que eso sea factor decisivo para ganar una elección. La encuesta mide una cosa, no la elección, la elección es como te organizas, como promocionas el voto y el activismo, lo que miden las encuestas es la campaña.

“Un factor es la rentabilidad electoral, otro es que tenía que ser un varón, otro es que el partido tiene que llevar al Congreso a gente con experiencia, que represente a la militancia.

“Yo creo que no hay fisuras por mi candidatura al interior del PRI, porque nosotros tenemos una forma distinta de procesar las candidaturas y resolverlas, tenemos disciplina y eso nos caracteriza. Nosotros no tenemos las broncas que traen en el PAN, PRD, MC, ellos aún no terminan de definir sus candidaturas.

“En el PRI hay disciplina, cuando ves la posibilidad de que puedas ganar, el PRI se cohesiona, cuando ves que no existe posibilidad, el priismo tiene un comportamiento diferente. Mi candidatura sí representa probabilidad de triunfo.

—¿Cómo jugará el grupo de Mario Anguiano en esta elección?

“No sé cómo vayan a jugar, se han dicho muchas cosas, se decía que Encuentro Social era de Osorio (Chong) y nadie pudo acreditar que eso fuera cierto, no creo que haya sido de Osorio. No puedo suponer cosas, creo que sí es un grupo político, no tengo idea de cómo vayan a jugar en la elección”.

—¿El tema Mario Anguiano es recurrente durante la campaña?

“Yo creo que no, preguntaría ¿por qué habría de serlo? Era una campaña de gobernador, uno que salía y uno que entraba, no es el escenario actual, los escenarios de las campañas no se repiten. Habrá temas que se van a discutir, pero no es un tema que se va a propiciar desde las campañas del PRI, habría que preguntarle a la oposición cómo lo van a manejar ellos, y si ese va a ser su argumento para la campaña, nosotros nos vamos a preparar para que esos no sean los argumentos que definan la campaña en un momento dado.

—Un tema que será inevitable es lo sucedido el 12 de octubre de 2015. ¿Tienes preocupaciones de cómo llevar a cabo una campaña con el despliegue de seguridad que tienes para cuidarte?

“Es un hecho del pasado, los hechos del pasado que sacaré en la campaña son los que acreditan mi capacidad de gestión, mi eficacia gubernamental, mis resultados, hechos del pasado desagradables no los voy a traer”.

—¿Temes por tu vida?

“Es una cosa natural, normal, sería tonto no reconocerlo. En primer lugar, si antes yo llegué a considerar que eso no me pasaría, ya no lo puedo considerar así. La política tiene sus riesgos e implicaciones, trataré de que eso no sea un tema que genera molestias, mediáticamente no lo voy a tratar, se va a tratar desde el tema de la seguridad porque es un tema que se da en la discusión, pero es un tema que nos atañe a todos los colimenses, no soy solamente yo. No es por fanfarronada que tengo seguridad, sino porque tengo una necesidad acreditada”.

—¿Quien intentó quitarte la vida puede tener todavía la intención?

“No lo sé. Estoy siguiendo mi vida normal, no estoy alterándola, mi vida normal es esa, a raíz de lo que dijiste, mi vida normal es traer la seguridad, estoy siguiendo mi vida normal”.

—En el pasado, antes del 12 de octubre, habías hecho planteamientos muy severos sobre quienes habían sufrido atentados.

“No, creo que después de los hechos y mi incorporación al partido como delegado en dos ocasiones, después de eso creo que es un reconocimiento de que no tengo nada que ver con esas conductas, si no el PRI no me hubiera incorporado una vez que me restablecí como delegado en Chihuahua y en Veracruz, ni me hubiera incorporado como candidato a senador en una campaña donde esos temas van a estar presentes. Creo que es parte del interés mío en seguir participando en la política porque de esa manera acredito que no tengo nada que ver con conductas ilícitas.

“Mi reflexión es ‘lo que yo he dicho, dicho está’. Yo no he variado lo que he dicho ni mi manera de pensar, lo único que acredito es mi comportamiento. Mi comportamiento está avalado”.

—¿Emocionalmente ya lo superaste?

“Son momentos difíciles, pero tengo fortaleza, carácter, me gusta la política y asumo los riesgos que ello implica. La política no solamente es que te vaya bien, que disfrutes cosas, que tengas poder, la parte medular de la política son los riesgos a los que te enfrentas”.

—¿En ese momento pensaste que tu vida había terminado?

“Pasan muchas cosas por la mente que te marcan, te hacen reflexionar muchas cosas, pero al final es un tema que lo he superado gracias al respaldo de mi familia, amigos, de mis compañeros de partido, de las oportunidades políticas que se me siguieron brindando. Recientes los acontecimientos el propio presidente nacional del partido me visitó en mi casa, es un reconocimiento a mi vida política”.

—¿Percibes el haber sobrevivido como una segunda oportunidad en la vida, y si es así, cómo la quieres aprovechar?

“Pues aquí estoy ¿no? Aprovechándola”.

¿Cómo visualizas el 2021?

“Está lejos el 2021, no es el tema, suceden las cosas tan raras en la política y tan cambiantes, cada semana hay acontecimientos diferentes que cambian todo, una nota, acusación, descubrimiento de algo, te mueve el análisis 21.

“No habría de ser de otra manera, soy tricolor y el tricolor lleva tantito Verde. Son nuestros aliados y creo que es una buena alianza que a algunos les ha sorprendido. ¿Por qué no vamos localmente con el Panal? Creo que ellos en lo local no van en candidaturas totales, entonces la ley no te permite que vayas con un partido en una candidatura total y con el otro aliado en una candidatura flexible o no completa. El PRI optó por no ir en dos alianzas a medias, sino una total con un solo partido”.

—¿Qué piensas de Locho?

“Es un político persistente, tenaz, en algunas ocasiones no entiendo algunas conductas, tuvo la oportunidad de llegar al Senado y no fue, se molestó y se bajó de la fórmula”.

—¿Le has ayudado?

“No, al menos no intencionalmente, no se si alguna cosa de lo que he hecho le haya servido o él así lo haya considerado. Intencionalmente no, ni creo que me deba nada”.

—¿Lo ves como rival complejo?

“Políticamente tiene lo suyo. Los políticos piensan en la otra elección y no en la que está, él está pensando en la del 21, yo voy pensando en la actual. No soy su adversario, si él me va a tomar como adversario será su problema. Yo vengo a hacer mi tarea, no vengo a confrontarme, no vengo a hacer pleitos o a continuar pleitos, estoy en otra etapa, pero lo dejo claro, estoy en el ring de todos modos. Pero ojo, si alguien en el ring me habla, yo lo atiendo, pero no voy a andar buscando pleitos”.

—¿Qué se juega Fernando Moreno en esta elección?

“Me estoy jugando el no ir al Senado nada más, y también que en un momento dado la mayoría de los votantes digan que no quieren que yo vaya al Senado, y eso me haría terminar mi carrera política antes de 6 años. Eso es lo que pasaría”.

—¿Te juegas tu relevancia política?

“No, creo que si hay un riesgo de rechazo, pero la política es eso, la política tiene riesgos, la política no es Disneylandia. Es mayor para mí la expectativa de ganar la elección, ir al Senado que el no ir por el riesgo de perderlo. Prefiero perder jugando que perder sin jugar”.