Vladimir Parra Barragán, presidente el Consejo Estatal de Morena, interpuso ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHE) una queja en contra del Estado Mayor Presidencial por la represión, agresión y privación ilegal de la libertad que sufrieron él y otras 14 personas al manifestarse el pasado viernes (5) en la glorieta de Los Perritos de Villa de Álvarez durante la visita del presidente Enrique Peña Nieto.

Parra Barragán acudió este lunes (8) a las oficinas de la CDHE acompañado de al menos cuatro manifestantes más, donde explicó a los medios de comunicación que en la manifestación no únicamente había integrantes de este partido, sino también de Movimiento Ciudadano, así como colimenses sin afiliación partidista alguna, inconformes con las políticas públicas del Gobierno de la República.

“Nos impidieron el acceso a la glorieta en una primera instancia, nos agredieron, nos empujaron, nos amenazaron; una vez en la glorieta nos fueron cercando (…) nos fueron quitando terreno y nos impidieron salir; nosotros ya habíamos cumplido el objetivo de manifestarnos, nos queríamos ir, nos tuvieron retenidos, secuestrados o privados de nuestra libertad alrededor de dos horas y media, no nos dejaron salir hasta que terminó el acto del presidente”, se quejó.

De acuerdo a Parra Barragán, el presidente de la CDHE, Sabino Hermilo Flores, le informó previo a interponer la queja que ésta sería remitida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), pues aunque en el acto también participaron elementos de la Policía Estatal, quienes asumieron el mando de toda la logística del operativo de seguridad fue el Estado Mayor Presidencial.

“La verdad que sí estamos indignados, estamos preocupados, no queremos dejar pasar ningún antecedente porque no queremos que la violencia se normalice (…) y también en Colima sigue la violencia, siguen los asesinatos, sigue el crimen organizado y no vemos ningún despliegue de esta fuerza cuando hay mucha violencia en Colima, entonces sí nos indigna al ver que se despliegue toda un operativo contra diez o quince manifestantes”, añadió.

A decir del político, ni siquiera la recién aprobada Ley de Seguridad Interior justifica lo que hicieron los integrantes del Estado Mayor Presidencial, al privarlos de su libertad y agredirlos, por lo que esperan que dicha queja sí proceda para que no vuelva a pasarle a quienes quieran en un momento dado manifestarse de manera pacífica, como asegura que ellos lo estaban haciendo.

Finalmente, expuso que además de que existen varios videos que circulan en las redes sociales sobre la represión que padecieron, que dan fe de cómo ocurrieron las cosas, quienes resultaron con moretones por los jaloneos y agresiones también mostraron los estragos de esos actos al personal de la Comisión de Derechos Humanos en la entidad.

Lee: ‘No lo desaparezcas… todavía’: la ‘broma’ del Estado Mayor a periodista en Colima