Alfredo del Mazo Maza, director general de Banobras, informó que sólo resta un tramo de 27 kilómetros de construcción para concluir a cuatro carriles la autopista Guadalajara-Manzanillo. Reiteró que no incrementará la tarifa de peaje ya que la actual se dividirá entre las nuevas casetas que están en construcción, caso concreto la de Sayula.

Al utilizar esta ruta, el viajero cruza las casetas de Acatlán de Juárez, San Marcos, Armería y Manzanillo; el proceso de modernización considera la reubicación de las casetas de Acatlán de Juárez y San Marcos, pero además se construye una nueva caseta a la altura del kilómetro 57 y en el crucero de Usmajac-Sayula habrá un módulo de cobro para los vehículos que entren o salgan a la vía de cuota, esto en lo que corresponde a Jalisco.

Anteriormente, el director general de Banobras declaró para Ángel Guardián que aún no definían el número de casetas, “pero lo que sí se ha analizado que cualquiera que sea la cantidad, el costo no se incrementará ya que con las cuotas actuales serán divididas en esas casetas”.

Sobre la conclusión a cuatro carriles de los 27 kilómetros que restan a la ruta, comprendidos entre Cuatro Caminos en Tuxpan y San Marcos en Tonila, zona transvolcánica que obligará a la construcción de una obra de primer mundo, con una infraestructura especial que permita sortear la topografía de la zona, se dijo que se encuentran en proceso de revisión del proyecto ejecutivo para comenzar con la obra lo más pronto posible y de esta forma los usuarios puedan disfrutar de una vialidad mucho más cómoda.

De a cuerdo con la información que proporciona la página web de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el costo de la caseta de cobro en Cuyutlán es $117 pesos; de la caseta San Marcos, $120 pesos, y de la caseta de Acatlán, $120 pesos. En total, el costo del peaje, en el trayecto Colima-Guadalajara (Ruta Manzanillo), es $357 pesos, dentro de la categoría de automóviles.

 

Con información de Informativo del Sur de Jalisco