La directiva de los Loros de la Universidad de Colima anunció que no logró comprar una franquicia para permanecer en el Ascenso MX tras perder la categoría, por lo que jugará la próxima temporada de nuevo en la Liga Premier de la Segunda División.

En su cuenta de Facebook, el club afirmó que preparará un equipo competitivo para ganar el derecho de regresar a la división de plata del futbol mexicano.

“Informamos a la noble afición de Loros de la Universidad de Colima que después de mucho tiempo de negociaciones, no se logró conseguir una franquicia de la Liga de Ascenso MX, pero prepararemos un equipo competitivo para participar en la Liga Premier de Segunda División Profesional, y recorrer el camino juntos y deportivamente ganar el ansiado retorno a la Liga de Ascenso MX”, indica en el comunicado.

Al término del partido de su participación en el torneo Clausura 2017, en contra del Atlante el 15 de abril, el dueño del equipo, Jimmy Goldsmith, dijo en rueda de prensa buscaría traer una franquicia de la Liga de Ascenso, sin jugadores ni socios, para continuar en la misma categoría pese a concluir en la última posición de la tabla porcentual.

En días recientes, algunos medios aseguraron que  el propietario del Atlante, Alejandro Burillo, recibió una oferta por parte de Goldsmith para adquirir a los Potros de Hierro y mudar la franquicia a Colima, operación que no prosperó y el equipo fue vendido a Manuel Velarde Pérez, movimiento que se anunciaría en los próximos días.

Tras esto, se especuló que el dueño del equipo colimense intentaría comprar al Zacatepec, equipo que está en vías de desaparecer por falta de inversión.