El presidente del Consejo Estatal de Productores de Limón del Estado de Colima (Coeplim), Óscar Ávalos, dio a conocer que este fruto colimense supera el precio de 70 pesos por kilo en el norte del país, a pesar de que preveían una disminución en el mismo.

Y es que en marzo de este 2017, el líder de los productores de este cítrico dijo en entrevista con RadioLevy que los precios del limón habían aumentado por la escasez del fruto, pero esperaba que a más tardar en 20 días comenzara a bajar, lo cual no ha ocurrido, y por el contrario aumentó.

De acuerdo al titular de Coeplim, durante la semana del 24 al 30 de abril, el precio que les pagaban por kilo a los productores fluctuaba entre los 8 y los 10 pesos, mientras que a nivel local se ofrecía el producto al consumidor entre 35 y 40 pesos, y en ciudades como Guadalajara, Jalisco alcanza los 56 pesos.

Mencionó además que en esta misma semana el, costo que registró el kilo de limón en lugares como la Ciudad de México se ubica sobre los 60 pesos, cuando en la entrevista de hace un mes antes afirmaba que en esa misma ciudad el precio alcanzaba apenas los 45 pesos.

“(A nivel local) es de 8 a 10 pesos (el precio) para el productor y para el consumidor entre 35 y 40 pesos. Y a nivel nacional (…) tenemos en Guadalajara limones que le venden al consumidor a 56 pesos el kilo, tenemos cierta información de algunos centros de consumo; en la Ciudad de México anda sobre las 60 pesos y en la frontera por arriba de los 70 pesos”, puntualizó.

En la misma entrevista de marzo, Ávalos refería que en ese entonces les estaban pagando entre 16 y 18 pesos por kilo a los productores; y aunque a un mes esa cifra disminuyó, resaltó la importancia de que esos 8 y 10 que ahora les están pagando aún les permita cubrir el costo de producción “que todavía es un poco menor a los 5 pesos”.

“Es muy lamentable porque no existe una corresponsabilidad en cuanto al precio que le pagan al productor, con el que le cobran al consumidor final y el tener un precio alto para el consumidor final desalienta el consumo, inhibe la venta y el consumidor busca otros productos alternativos más económicos y esto ocasiona que nos compren menos fruta”, reprochó.

Mencionó que la cantidad y volumen de limón que se está produciendo en el estado no ha despuntado debido al retraso en las temperaturas altas, pues apenas en los últimos días de esta semana se percibe un aumento de temperatura, lo cual propicia un desarrollo más acelerado del fruto, recordó.

Además, estimó que de continuar esas temperaturas cálidas la producción podría mejorar a mediados de mayo tanto a nivel estatal como nacional.

“Estamos haciendo lo necesario para que cuidemos el buen corte o las buenas prácticas, que cosechemos fruta de calidad y que estemos en posibilidades de llegar al consumidor con fruta excelente para que mantengamos ese nivel de competitividad y de atracción por esta fruta tan rica como es el limón mexicano”, señaló Ávalos.

Por último insistió, en la necesidad de que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) observe, cuide y direccione sus energías a las áreas donde se está propiciando el incremento de estos precios y negó ese incremento sea responsabilidad de los productores, como “lamentablemente algunos actores han tratado de inducir y hacer creer”.

Cabe destacar que la Profeco reportó este lunes (1) que el precio del limón en tiendas de autoservicio en diversas ciudades del país tuvo variaciones mixtas, alcanzando los 75 pesos por kilo en Tijuana, Baja California; 40.54 pesos por kilo en Guadalajara, 28 pesos en Monterrey, Nuevo León; 22 pesos en Ciudad de México; y 14 pesos en Puebla.

Con información de Notimex