El delegado de la Cruz Roja Mexicana en Colima, Alberto Covarrubias Bermejo, dijo que de los 10 municipios colimenses, únicamente Villa de Álvarez no les brinda apoyo económico, y aunque anteriormente les hacían llegar 7 mil pesos mensuales, desde hace aproximadamente un año dejaron de hacerlo bajo el argumento de que carecen de recursos.

Aunque reconoció que los ayuntamientos no están obligados a otorgar recursos económicos a esa organización, pues las aportaciones son voluntarias, considera que son merecedores de recibir al menos una parte de lo que obtiene cada municipio por el cobro a los comerciantes de la cuota de siniestralidad.

“Colima nos ha apoyado, Villa de Álvarez no nos ha apoyado, Manzanillo parcialmente, Tecomán nos empieza a ayudar, Armería nos ayuda bastante bien, Comala nos ayuda bien”, refirió el delegado, quien añadió que el resto de los municipios los apoyan de manera proporcional al número de habitantes con los que cuentan.

Refirió que aunque esos 7 mil pesos mensuales no representan una gran cantidad, a la Cruz Roja le serviría al menos para abastecer de combustible a dos o tres ambulancias, por lo que espera que pronto la situación cambie y se regularice ese apoyo, pues hasta el momento no ha logrado ser recibido por la presidenta municipal Yulenny Cortés para plantearle esa necesidad, bajo el argumento de que tiene muchas actividades por atender.

Sin embargo, mencionó que a pesar de esa falta de apoyo, anualmente continúan prestando alrededor de 20 mil servicios prehospitalarios sin costo par la población de todo el estado, incluyendo a los habitantes de Villa de Álvarez, a los cuales les hacen frente gracias al apoyo que reciben de los municipios que sí aportan, del Gobierno del Estado, de algunos empresarios y de la población a través de la colecta anual.