El gobernador de Colima, Ignacio Peralta. se quejó de la metodología utilizada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) para calcular los índices de violencia en el país, pues argumenta que genera que la incidencia sea muy alta en estados con poca población.