El gobernador Ignacio Peralta anunció una inversión privada por 400 millones de pesos para el puerto de Manzanillo, en donde la empresa concesionaria, Trip City, recibió por 30 años el uso de estas instalaciones a través de un convenio de usufructo mediante el cual el gobierno estatal no recibirá contraprestaciones.