Ayer terminaron 35 días de campaña, en este proceso electoral extraordinario por la gubernatura del estado de Colima. Hoy inician 3 días de veda electoral, un periodo de reflexión… Pues reflexionemos. ¿Qué nos dejó esta campaña?

La respuesta más natural y automática es que nos dejó una gran cantidad de lodo, por decir lo menos, de estiércol por ser más precisos, se dio una gran cantidad de acusaciones entre los candidatos del PRI y del PAN, de Nacho Peralta y de Jorge Luis Preciado, algunas otras que involucraron a otro de los candidatos, al tercero en discordia, Locho Morán.