El Congreso pide que se respete el procedimiento en el nombramiento del procurador estatal; el gobierno reconoce que así debe ser.