La bancada panista acusó que el gobernador Ignacio Peralta quiere “meterle mano al Comité Directivo Estatal” con el objetivo de desestabilizar al partido a través del grupo de Pedro Peralta, dejando de lado a sus compañeros Julia Jiménez, Riult Rivera y Crispín Guerra. Eso sí, volvieron a hacer un llamado a la unidad de cara a 2o18.