El tema de pensiones de la Burocracia estatal implica un hueco de más de 34 mil millones de pesos en las finanzas del Gobierno del Estado, según un cálculo actuarial realizado.