Desde hace varias semanas, en Manzanillo se percibe que en la Termoeléctrica no se utiliza solamente gas natural para la producción de energía eléctrica, sino que volvió a quemar combustóleo, lo cual va en contra del medio ambiente, la salud de los ciudadanos y afecta la afluencia de turistas extranjeros.