El tema de la violencia y la inseguridad sigue en el interés de los colimenses y en la discusión pública, pero los restauranteros y el secretario de Turismo, César Castañeda, señalaron que no les han causado grandes afectaciones.