El 22 de julio pasado, el gobernador Ignacio Peralta puso a la venta el avión propiedad del Gobierno del Estado. Posteriormente se dio a conocer que el proceso para la venta sería a través de una subasta que sería realizada hoy a un precio de salida de 2 millones 520 mil dólares, recursos que se destinarían a proyectos de salud, pero el secretario de Administración y Gestión Pública tuvo que declarar desierta la subasta al no presentarse algún postor.