Fitch Ratings subió la calificación correspondiente a la calidad crediticia de BB+ a BBB-, bajo el fundamento de que se generó una gestión que ha permitido un desempeño presupuestal adecuado. Sin embargo, también se aclara que la calificación está limitada por el antecedente de incumplimiento selectivo, la dependencia elevada de recursos federales, indicadores altos de sostenibilidad del servicio de deuda estimados para 2020 y 2021 consecuencia del perfil de vencimiento actual del crédito con el banco Interacciones.