El conflicto en la comunidad indígena se ha recrudecido, incluso con enfrentamientos violentos, mientras que los gobiernos estatal y municipal han buscado que los dos grupos opositores se sienten a dialogar y alcancen acuerdos.