Se retomaron actividades normales en las campañas por la gubernatura en este arranque de 2016, y las cosas siguieron en la misma tónica que al final de 2015: con cruces de acusaciones, con versiones encontradas, deslindes, desmarques… Sigue la campaña en su nivel, uno muy bajito por cierto.