En junio, Colima registró un total de 42 homicidios dolosos, cuatro menos que los que se presentaron en mayo de 2016, manteniendo por segundo mes consecutivo cifras a la baja, aunque por quinto mes consecutivo sigue siendo el estado con mayor índice de casos registrados por cada 100 mil habitantes, por lo que incluso Acción Nacional ha pedido al gobernador Ignacio Peralta su renuncia si no puede con los problemas de seguridad.