El Colima de febrero de 2016 es el segundo estado más violento del que se tenga registro en la historia del país, en casi 20 años de datos sobre homicidios dolosos recopilados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).