Tiene mucho dinero y a los medios, pero no el respaldo de la gente y por ese motivo no podrá sentarse en la silla presidencial, advierte.

Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda a la Presidencia, advirtió que Enrique Peña Nieto “no se va a poder sentar en la silla presidencial, porque no tiene el apoyo de los mexicanos”.

“Ellos –expuso– tienen mucho dinero y a los medios, pero no el respaldo de la gente. En ninguna parte del país hubo celebración. A Peña Nieto no lo quieren, ése es su problema…Y no puede gobernar sin el respaldo del pueblo. No se va a poder sentar en la silla presidencial porque no tiene el apoyo de los mexicanos”, recalcó el tabasqueño.

López Obrador encabezó en el estado de Puebla la Asamblea Informativa que, a nivel nacional, se desarrolló este domingo en las 32 ciudades capitales del país, como parte del Plan Nacional para la Defensa de la Democracia y la Dignidad de México, mediante el cual las fuerzas progresistas buscan invalidar la elección presidencial del 1 de julio pasado.

En el Zócalo de Puebla y acompañado por los dirigentes de los partidos de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano; del Trabajo, Alberto Anaya, y de Movimiento Ciudadano, Luis Walton, así como del coordinador de su campaña presidencial, Ricardo Monreal, López Obrador hizo dos anuncios:

Dijo que a mediados de la semana próxima se entregará al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un documento con pruebas que según él resumen las irregularidades en las que el Partido Revolucionario Institucional, con su candidato y sus aliados, incurrieron para pretender comprar la elección, violando los principios básicos del artículo 41 constitucional que señala que las elecciones deben ser libres y auténticas, lo cual no se cumplió.

Indicó que esas pruebas serán presentadas “para que no quede ningún pretexto ni se utilice alguna argucia legal que impida el propósito de anular el proceso y el Congreso designe a un presidente interino que convoque a nuevas elecciones”.

Andrés Manuel López Obrador llamó a los ciudadanos a seguir aportando pruebas e indicó que el domingo 12 de agosto estará él en el Zócalo de la ciudad de México para encabezar la inauguración de la “Expo Fraude” que, dijo, expondrá todas las migajas que se repartieron en la elección presidencial por parte de la coalición Compromiso por México.

Expuso que “si luchar por la vía legal y con apego a lo que establece la Constitución es ser subversivo y rebelde, pues entonces –afirmó– que nos acusen a todos”.

“Dijimos que nos íbamos a conducir en nuestra lucha, por la vía legal y lo hemos cumplido. Ahora ellos están preocupados porque ya se habían preparado para acusarnos de violentos y, por el contrario, nos hemos conducido conforme a la ley y estamos presentando pruebas. Pensaron que íbamos a aceptar los resultados con todas las irregularidades que cometieron; pero desde un principio lo advertimos: No vamos a traicionar al pueblo de México”, advirtió.

Pidió también a sus seguidores no perder la fe aunque se padezca y haya fatiga. “Tenemos que seguir adelante por el bien del pueblo y de la nación, estamos actuando por la vía pacífica y legal”, dijo.

En el zócalo poblano, Jesús Zambrano Grijalva, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática, hizo énfasis en que esta elección debe ser anulada por el cúmulo de irregularidades que se han ido dando a conocer y destacó que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, ya debe tener la información para que se conozca la verdad.

Subrayó además que, ante los señalamientos de los priístas y quienes pretenden acusar a la izquierda y a López Obrador de ser un peligro para la estabilidad, precisó que “sí, somos un peligro; pero para los delincuentes electorales encabezados por Enrique Peña Nieto”.

Con información de La Silla Rota