A una semana de que el secretario de Salud del Estado de Colima descartara la entrega del reconocimiento oficial (Revoe) a la licenciatura en medicina impartida en el Instituto José Martí, el diputado Marcos Barajas advirtió que no se ha dicho la última palabra, y se tienen ya trámites para conseguir esa certificación. Incluso, afirmó, tramitan también una retroactiva para sus estudiantes avanzados.

Confiado en que el reconocimiento oficial habrá de lograrse por cumplir con todo lo requerido por las autoridades, hizo un llamado a los alumnos para reiterar que los planes de estudios y las instalaciones han sido las adecuadas como se recomendó en anteriores inspecciones por parte de la Secretaría de Salud.

Apuntó que el 25 de marzo se practicó una visita de inspección donde hubo señalamientos “muy sencillos” que rápidamente fueron enmendados. Y el 27 de marzo de 2012 se solicitó una nueva revisión que no se ha practicado hasta este miércoles 23 de enero.

“No ha habido agilidad para que verifique lo enmendado, veo mucha lentitud por parte de la Secretaría de Salud”, insistió el diputado.

Después de que se dé este paso, prosiguió, la Comisión Interinstitucional para la Formación de Recursos Humanos para la Salud emitirá una opinión para que a su vez la Secretaría de Educación decida sobre la entrega o no del Revoe.

Con lo anterior, el diputado Marcos Barajas recalcó que la licenciatura en medicina del Instituto José Martí es una alternativa a lo costoso que resulta cursar la carrera en la Universidad de Colima.

“Queremos hacer un bien, que si lo impulsa el Partido del Trabajo, y que por eso a lo mejor hay sus reservas, pues lo lamento, porque yo sí al secretario de Salud muy decidido a no facilitar, y eso no estamos hablando de un puesto de micheladas o un table dance, estamos hablando de educación”, finalizó.

 

Con información de Luis Tadeo