El presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rogelio Rueda, calificó de “inconcebible” que la extesorera del Ayuntamiento de Villa de Álvarez, María del Carmen Morales Vogel, fuera la encargada de realizar la auditoría de la cuenta pública de 2015 de ese municipio.

En un comunicado de prensa, el dirigente partidista indicó que Morales Vogel, a quien señaló como cercana al senador panista Jorge Luis Preciado, fungió en el cargo de tesorera hasta junio de este año, durante la administración de la alcaldesa Yulenny Cortés, para pasar a la titularidad de Auditoría Especial Financiera en el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig).

Ante esto, Rueda cuestionó que la funcionaria haya realizado un trabajo adecuado al ser juez y parte en el caso de la auditoría al ayuntamiento donde trabajaba.

“¿Qué garantía de imparcialidad puede ofrecer la auditoría practicada a los tres últimos meses del año 2015 de Villa de Álvarez, si quien comandó esos trabajos se erige como juez y parte?”, planteó en el comunicado.

Finalmente, consideró que el nombramiento de la extesorera “promueve la impunidad” y que es una práctica negligente del auditor superior, Armando Zamora, equiparándolo al nombramiento del exsecretario general del PAN, Enrique Michel Ruiz, como auditor especial de Obra, y que pudo haber influido en las presuntas irregularidades denunciadas por la bancada priista en el Congreso local en 12 de los 22 informes de resultados de la revisión de la cuenta pública de 2015.

Lee: Priistas acusan al Osafig de ‘falsear resultados’ e intento de engaño al Congreso