José Luis Vázquez, coordinador del área de Pediatría del Hospital General de Zona No.1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) adelantó que, en el marco de la Semana Internacional de la Lactancia Materna, que se lleva a cabo del 1 al 7 de agosto, lanzarán un lactario y un banco de leche en el lugar.

Vázquez explicó que el banco es una zona donde la madre puede guardar la de leche materna que se extrajo para que su bebé pueda seguir consumiéndola aunque no esté con ella, por ejemplo, en los casos cuando el menor debe quedarse internado, pero la madre ya fue dada de alta.

“Nosotros la refrigeraríamos, estaría la madre sacándose la leche todos los días, la llevaríamos a temperatura mediante un baño maría  y se entrega directamente a las áreas de cuneros y de terapia intensiva neonatal (…) Todo bebé, aunque esté separado de su madre, debe tener lactancia materna”, declaró.

En el caso del lactario, dijo que va dirigido para las madres trabajadoras del IMSS y se trata de un área cómoda y segura, donde la madre pueda amamantar a su hijo en el lugar, o extraerse la leche y refrigerarla para llevársela a casa.

“Un lactario lo que hace es un área cómoda, segura, tranquila, un área donde la mujer pueda estar relajada y le pueda llevar a su bebé a que amamante ahí o la trabajadora puede extraerse su leche, ponerla en un refrigerador y llevársela a casa, con eso estas garantizando que cuando la mamá, este trabajando, tenga leche suficiente para que el bebé pueda seguir alimentándose”, agregó.

De acuerdo al coordinador de Pediatría, ambas acciones se basan en una iniciativa propuesta por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que pide a los hospitales cumplir con diez pasos y tres anexos para ser acreditados como “Hospitales amigos del niño y la niña”, entre los cuales se encuentran crear las condiciones para que los bebés puedan tener una lactancia materna exclusiva de seis meses.

Vázquez también explicó que a nivel internacional se ha encontrado que los niños que fueron alimentados bajo la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de su vida tienen menos probabilidades de sufrir de enfermedades en las vías respiratorias, alergias y problemas de otitis media, en comparación con quienes no la tuvieron.

Sin embargo, a nivel mundial, sólo el 50 por ciento de menores tienen acceso a este método, en México, la meta del IMSS es que este porcentaje sea del 95 por ciento, pues actualmente se tiene registro de que hay un 80 por ciento de bebés en un régimen de alimentación combinada, es decir, que se alimentan con leche materna y suplementos.

Finalmente, el médico hizo un llamado a que las empresas se sumen a tener lactarios para poder asegurar este derecho a la madre y al hijo, ya que en Colima sólo existe uno en las instalaciones del DIF y otro en la Universidad de Colima.