Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM), detalló que en el marco de una firma de convenio con la Coordinación Estatal para el Desarrollo Municipal, se empezará a instaurar la capacitación en materia de atención a la violencia de género a todas las fuerzas de seguridad de los municipios, buscando acabar con los comportamientos machistas en estos elementos.

De acuerdo a la titular del ICM, se enfocan en llegar a este sector debido a que cuando se presentan casos de violencia de género, los cuerpos policiales son los primeros enlaces entre la víctima y las instancias que la pueden atender, por lo que se necesita que sean sensibles y estén al tanto de las leyes que los protegen tanto a ellos como a la mujer.

Destacó que uno de los principales problemas es que cuando se llega a pedir el auxilio de la Policía por un caso de violencia, el agente no quiere entrar en la casa de la afectada por temor a “violentar el derecho de la propiedad”, sin embargo, la ley les faculta para hacerlo siempre y cuando tengan el permiso de la víctima.

“No necesariamente son la instancia que genera mayor violencia de género, nos concentramos en los policías porque son el primer enlace y el primer vinculo de la mujer y es necesario que sea sensible”, reiteró Martínez.

La meta de esta capacitación, expresó la funcionaria, es llegar a todos los policías municipales antes del 15 de diciembre, y por ejemplo, en Villa de Álvarez ya capacitaron a 140 policías, aunque la alcaldesa Yulenny Cortés, les pidió regresar.