Gustavo Allen Ursúa, exsecretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SESP), dijo que denunciará penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR) por usurpación de funciones al Órgano Superior de la Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) y a los diputados que integran la Comisión de Hacienda en el Congreso del Estado tras haber aprobado el dictamen que contiene propuestas de sanción para él, el exgobernador Mario Anguiano Moreno y algunos otros de sus exfuncionarios.

Y es que apenas el pasado martes (24) dicho órgano legislativo, presidido por el priista Santiago Chávez, presentó en el Pleno dicho dictamen que contiene las propuestas de sanción hechas por el Osafig tras la auditoría excepcional practicada a los años 2013, 2014 y hasta agosto de 2015 de la administración encabezada por Anguiano Moreno, y en el cual se le hacen 13 observaciones por las que proponen en su contra una sanción económica resarcitoria directa por 32 millones 433 mil 134.40 pesos.

Lee: Congreso de Colima aprueba dictamen con sanciones contra MAM y exfuncionarios

En rueda de prensa ofrecida la mañana de este jueves (26), Ursúa explicó que le solicitará a la PGR que, de encontrar lo pertinente en su investigación, inicie el procedimiento correspondiente de declaración de procedencia a efecto de que los integrantes de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de los Recursos Públicos sean desaforados y sometidos a la justicia penal.

Dijo que además de las irregularidades que contiene el dictamen aprobado por el Congreso, tanto el Osafig como dicha Comisión se atribuyeron facultades que competen exclusivamente a los diputados del Congreso de la Unión por tratarse de un recurso federal lo revisado en la referida auditoría, el cual recordó, ya había sido auditado por la Auditoría Superior de la Federación.

“A la luz de los hechos y ante la evidente transgresión a mis derechos, al no haber tomado en cuenta uno solo de los elementos que en su momento aporté para demostrar que las adquisiciones fueron hechas y comprobadas debidamente, concluyo categóricamente que el Osafig en contubernio con los integrantes de la Comisión de Hacienda (…) han emprendido una auténtica cacería de brujas que nos conducirá inevitablemente a la ruptura de los equilibrios políticos en la entidad, propiciando con ello agravar la crisis social y de seguridad que hoy nos alcanza”, advirtió.

Lee: Gustavo Allen, exfuncionario y exabogado de MAM, sale en su defensa y anuncia demanda a Osafig

Expuso que está pendiente de resolución un amparo que presentó por la transgresión al derecho que le asiste a gozar de un buen nombre y de una reputación honorable, y aunado a ello presentará demanda de juicio político “contra los perpetrantes de los referidos atropellos”; por lo que en el momento procesal oportuno demandará también las indemnizaciones conducentes por la responsabilidad moral en que los mismos hubiesen incurrido.

“Acudiré a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, entre otras medidas. Y de manera extraoficial les comento que sé de un buen número de exservidores que están listos a seguir este camino que hoy he trazado porque no es dable de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia que un ente revestido de poder como lo es el Osafig y la Comisión de Hacienda (…) por sí sola transgreda, vulnere, eche por tierra los más de 27 años que he estado en el servicio público”, añadió.

Ursúa comentó que desconoce el motivo por el cual la Comisión de Hacienda no le tomó en cuenta los documentos de prueba que le presentó y por qué sí lo hizo con algunos otros exfuncionarios a quienes exoneró al momento de emitir su dictamen, como fue el caso del exsecreario general de Gobierno y ahora presidente estatal del PRI, Rogelio Rueda, por lo que infiere que esos detalles confirman su hipótesis de una “cacería de brujas”.

Finalmente, resaltó que una vez que se den los tiempos se presentará ante la Comisión de Responsabilidades que preside el diputado panista Riult Rivera y a la cual fue turnado el expediente, tal como lo marca la ley, donde seguirá las formalidades requeridas y agotará todos los recursos que deben de proceder.

“Voy a actuar, voy a presentar todos los elementos de manera muy clara y voy a esperar el resultado y voy a continuar hasta las últimas consecuencias en cuanto al procedimiento normal”, concluyó.