El secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa, informó que durante el mes de marzo se registró un incremento de 15 por ciento en el total de homicidios dolosos en Colima, en comparación con los 41 casos que de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) se habían reportado de parte del estado de Colima en el mes de febrero.

Lo anterior lo declaró el funcionario estatal durante la rueda de prensa que en conjunto con los diputados locales y los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Francisco Javier Castaño Suárez, y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), José Guadalupe Franco Escobar, ofrecieron a los medios de comunicación para informar sobre los compromisos que adquirieron durante la reunión que celebraron este martes (4) y que se prolongó por casi cuatro horas.

En el mes de febrero hubo una reducción del 50 por ciento en relación a enero y ahora tuvimos un aumento de un 15 por ciento más o menos en el mes de marzo, pero también hay que decir lo que hemos comentado en otros momentos que se logró continuar, llevamos en la administración de Ignacio Peralta Sánchez aproximadamente en estos 13 meses, casi 14, de gobierno llevamos como nueve meses con cero secuestros”, puntualizó.

Sin embargo, al término de la rueda de prensa, Ochoa dijo que son entre 12 y 14 casos más que en febrero.

También resaltó que en estos mismos meses que lleva la actual administración se mantiene una tasa cero en el número de robo de vehículos con violencia; aunado a que dijo, se ha bajado el número de robos a casa habitación prácticamente en todos los municipios, sin embargo este caso no precisó cifras.

Sobre los compromisos adquiridos durante la reunión con los legisladores, Ochoa refirió que uno de ellos tiene que ver con aplicar medidas preventivas contra las adicciones, la violencia de género y la violencia escolar en todos los municipios; pero también les explicaron cómo están trabajando para contener los delitos en los municipios que tienen más conflictos, como son los robos a casa habitación o de automóviles, el robo de contenedores, entre otros.

En su oportunidad, Castaño Suárez reconoció que si bien algunos de los 780 policías estatales que actualmente existen en todo el estado están desarmados, precisó que eso sucede por no haber aprobado los exámenes de control de confianza y aunque negó que esa cifra sea de un 70 por ciento, se reservó la cantidad exacta por “cuestiones de seguridad”.

“En cuestión de las patrullas, hemos recibido, el año pasado recibimos patrullas, ahorita estamos pendientes de recibir más patrullas, son unidades que se desgastan mucho, las que tenemos la mayoría es porque están en mantenimiento, pero yo creo que vamos bien en todo ese rubro; el armamento con el que contamos es de primera generación, yo creo que ahí estamos bien”, detalló.

Al ser cuestionado sobre por qué se tomó la determinación de enviar a policías a cuidar edificios públicos, aclaró que se trata de integrantes de la Policía Auxiliar, los cuales fungen como agentes privados y son capacitados y certificados por la SSP, pero quienes pagan sus honorarios son las dependencias o empresas que los solicitan.

Cabe mencionar que tanto el coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), Luis Ladino, como el presidente de la Comisión de Seguridad, Octavio Tintos, y el presidente de la mesa directiva en turno, el legislador independiente Javier Ceballos, coincidieron en que la reunión fue muy productiva y manifestaron su satisfacción por las respuestas obtenidas de parte de los funcionarios.

Finalmente, Ceballos comentó que de parte del Congreso del Estado se asumió el compromiso de crear y adecuar las leyes con la finalidad de que se busque el beneficio tanto para las corporaciones de seguridad, a su personal, pues aseveró que los 25 diputados están muy comprometidos con que regrese la seguridad a la entidad.