El titular de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris) en Colima, Ricardo Jiménez, advirtió que las farmacias que vendan antibióticos sin receta médica pueden ser multadas hasta por 1 millón 168 mil pesos (16 mil salarios mínimos).

En entrevista con Ángel Guardián, Jiménez explicó que ante el brote de influenza que se originó en el país la venta de antibióticos se ha disparado considerablemente, por lo que las autoridades sanitarias emprendieron un operativo especial para regular la venta de medicamentos en las más de 411 farmacias registradas en la entidad.

El titular de la Coespris en Colima recordó que desde 2010 las farmacias deben vender los antibióticos con recetas médicas para cumplir con los artículos 222 y 226 de la Ley General de Salud y así evitar la automedicación.

“Gracias a estas medidas que se tomaron en el país, ha bajado considerablemente la automedicación que ponían en riesgo a la persona”, dijo Jiménez.

El titular de la Coespris mencionó que gracias a una denuncia, montaron un operativo especial y enviaron a un trabajador de la dependencia como “cliente”, le vendieron antibiótico sin receta y lo multaron por 16 mil pesos, ya que Jurídicos toma 5 supuestos para determinar la multa.

El funcionario detalló que en 2015, la Coespris realizó 480 visitas de verificación a las farmacias de Colima que consistían en llegar físicamente al establecimiento para revisar libros de control de antibióticos y ventas que hicieron para cotejar los datos y controlar así la venta de los medicamentos. En lo que va de 2016 llevan ya 30 verificaciones a farmacias.

Por lo anterior, pidió a la población denunciar las farmacias que vendan antibióticos sin receta médica al teléfono 01-800-(REGULAS).

En otros temas, Jiménez mencionó que cercano a la temporada de vacaciones de Semana Santa, la dependencia a su cargo monitorea la calidad de agua de 14 playas de mayor afluencia turística en el estado.

Los resultados que han arrojado hasta el momento los monitoreos previos, revelan que la mayoría se encuentran limpias y aptas para bañarse.