La falta de lluvia tiene preocupados a los agricultores colimenses que acostumbran a sembrar diversos cultivos durante el temporal lluvioso, reconoció el presidente de la asociación civil “Productores Unidos por Colima”, Arnoldo Vizcaíno, quien dijo además que están vigilando que no se usen cañones antigranizo en la entidad para disolver las nubes, pues están dispuestos a pagar el precio que sea necesario para evitar el daño a sus cultivos.

De acuerdo al líder de esta agrupación agrícola, la falta de precipitación pluvial afecta sobre todo a cultivos como el arroz, el maíz, el sorgo e incluso la caña que ya está establecida, y advirtió que de seguir con la ausencia de precipitaciones, no se harían las plantaciones de al menos los primeros dos granos mencionados.

“No ha llovido, por eso estamos nerviosos, todos preocupados, todos asustados (…) y nos angustiamos porque algunos decíamos que el día 15 y sí cayó una tormentita (…) pero luego ya se detuvo, no siguió (…) si no llueve antes de que termine el mes estamos en problemas para este ciclo primavera-verano (…) De hecho si esto siguiera así no se establecerían plantaciones como el maíz o el arroz”, indicó Vizcaíno.

En cuanto al uso de los cañones antigranizo, expuso que si bien ya han recibido quejas de parte de algunos productores, sobre todo de la zona de Cuauhtémoc, hasta el momento no han logrado confirmar que se estén realizando esas prácticas, pero advirtió que estarán al pendiente de que no lo hagan para evitar que dañen sus cultivos con la provocación de la falta de lluvias.

Recordó que el año pasado, ya un investigador de la Universidad de Guadalajara les explicaba que ese tipo de prácticas tienen el objetivo de disolver el granizo a base de liberar yoduro de plata, pero que quienes las realizan abusan de la cantidad de este elemento y terminan por convertir las nubes en vapor, lo que finalmente evita la lluvia.

“Estamos muy alerta, hemos recibido cinco o seis quejas, algunas las hemos confirmado que no es así (…) hay una avioneta que circula en esa zona de Buenavista (Cuauhtémoc) cuando se ponen las nubes, estamos vigilantes, no hemos confirmado así puntualmente un asunto de ese tipo en este año, pero sí los creemos capaz de hacerlo y sí estamos atentos, ya vieron el año pasado que sí somos capaces de hacer lo que se ocupe porque no vamos a permitir que nos den en la torre con nuestros cultivos al precio que sea”, advirtió.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Agustín Morales Anguiano, dijo que espera que el temporal lluvioso se regularice a tiempo, no sólo para que los productores colimenses tengan una buena cosecha este año, sino también para que los mantos acuíferos logren recargarse lo suficiente, pues recordó que de ellos se extrae el agua que consumen los municipios.

“Ha estado lloviendo en algunos lados, pero las lluvias no son las suficientes para mojar bien los suelos (…) los cultivos más afectados es el maíz de temporal, que es el que se siembra en una gran cantidad, pero también el arroz y también las cañas, porque hay muchas que son de temporal y necesitamos tener una buena cantidad de agua para que se desarrollen”, señaló el funcionario estatal, aunque no precisó la cantidad de hectáreas que año con año se siembran de esos cultivos.

Recordó que es alrededor del 21 de junio cuando los productores comienzan a realizar sus siembras, y aunque hasta el momento la mayoría no han iniciado con sus labores de campo a raíz de esa falta de lluvias, también aceptó que algunos se animan a sembrar en seco, cuando lo ideal es que lo hicieran cuando ya existe la humedad necesaria.

En el tema del uso de cañones antigranizo, Morales Anguiano añadió que la dependencia a su cargo también estará vigilante de que no sean utilizados, pues recordó que el Congreso del Estado legisló desde el año pasado su prohibición en la entidad, por lo que invitó a los productores a denunciar esa práctica en caso de conocer algún caso.

“Como Gobierno del Estado estamos respaldando esta propuesta de estar alerta y al pendiente, yo aprovecho para invitar a los amigos productores (…) que donde haya alguna duda de que se estén ejerciendo estas prácticas, nos hablen y puntualmente mandaremos revisar; estamos al pendiente de que estas prácticas no se lleven a cabo”, puntualizó.

Comienza la entrega de fertilizante orgánico a 70 productores

Arnoldo Vizcaíno y Agustín Morales Anguiano encabezaron el inicio de la entrega de 110 toneladas de biofertilizante a 70 productores de esa organización, el cual fue adquirido por estos mismos con apoyo del Gobierno del Estado a través de la Seder.

Según explicaron, el precio de ese fertilizante tiene un costo de 6 mil pesos por tonelada en el mercado, pero el proveedor les ofreció un descuento de 500 pesos, y el gobierno aceptó ayudarlos con 2 mil pesos por cada tonelada adquirida, de manera que los productores terminaron aportando únicamente 3 mil 500 por cada una.