El exdelegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en Colima, Carlos Cárdenas Roque, explicó que el día de ayer dejó ese cargo pues la titular de esa dependencia federal, Rosario Robles Berlanga, le solicitó su renuncia como parte de una serie de cambios que está implementando.

En entrevista con RadioLevy, el ya exfuncionario consideró este tipo de cambios como algo normal en la función pública y algo que quienes son invitados a la administración pública en puestos de “confianza” saben que puede pasar en cualquier momento; además, se declaró “listo” para lo que pueda venir en 2018.

“Es normal, es muy habitual (…) En el gobierno federal siempre hay ciclos, los puestos de confianza son susceptibles a que en cualquier momento pueden cambiar los escenarios, ya sabemos que en cualquier momento podríamos dejar el espacio (…) Son acomodos que vienen, nos comenzamos a preparar para 2018”, respondió.

Por otro lado, dijo desconocer si el movimiento pudiera ser una manera de quitarle tensión o frialdad a la relación entre José Manuel Romero Coello, director del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) y el gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez.

Asimismo, no descartó que pudiera el formar parte un eventual equipo de campaña de Romero Coello, tampoco que pudiera buscar él mismo un puesto de elección popular o ser invitado a la administración pública estatal.

“Yo agradezco la excelente relación que tengo con el señor gobernador, como lo tengo con todos los actores políticos de los tres órdenes de gobierno (…) Me encantará seguir en el servicio público, no sé en cuál de los ámbitos de gobierno, pero me encantará seguir contribuyendo con Colima”, sentenció.