Hugo Chávez Ríos, líder del Frente Colimense del Transporte, señaló que esperan que durante el periodo vacacional de Semana Santa y Pascua, el servicio de transporte que prestan tenga una disminución de aproximadamente el 65 por ciento.

La ciudad queda relativamente sola, muchos deciden salir a la zona de playa, a nosotros no nos va muy bien (…) El 99 por ciento de los que están en Colima van a sus trabajos en oficinas o a las diferentes universidades que hay aquí, esta ciudad no es destino de playa, por eso es muy bajo el servicio en esta temporada de vacaciones”, explicó.

Debido a la poca afluencia de usuarios, expuso, los concesionarios suelen prestar las unidades a los propios choferes para que salgan de vacaciones con su familia a los diversos destinos de playa.

“Por eso muchos de los concesionarios prestan las unidades a sus mismos choferes para que salgan con su familia”, refirió Chávez Ríos quien dejó en claro que estos permisos especiales se dan entre un 20 y 25 por ciento de las 1,100 unidades que existen en la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez, pensando en no afectar el servicio.

Competencia ‘desleal’ vs Uber y Chofer Pro

Por otra parte, Hugo Chávez Ríos, mencionó que los taxistas han mostrado su preocupación por la tolerancia que ha mostrado la Secretaría de Movilidad para que servicios de transporte particular, como Uber y Chofer Pro, puedan operar en el estado.

“Los compañeros transportistas están preocupados porque estos ya vienen agrediendo a los choferes a través de los medios, por eso es importante poner el dedo en el renglón, porque además las autoridades no han puesto orden con estos servicios”, acotó.

Finalmente, consideró que estos servicios representan una competencia desleal porque “son grandes empresas de nivel mundial tienen dinero para hacer lo que se les antoja, como lo han hecho en otros estados, afectando las familias que manejan una unidad de taxis”.