A partir del primer minuto de este sábado 30 de junio y hasta el último minuto del domingo 1 de julio, se implementará en casi todos los estados del País la llamada “Ley seca”, que no permite la venta de alcohol en ningún tipo de comercio.

Dicha disposición forma parte del Código Electoral del Estado de Colima, en el marco de la Elección del domingo 1 de julio, y la prohibición se extenderá para  bares y restaurantes, que tampoco podrán ofrecer bebidas embriagantes para su consumo.

Sin embargo, en algunos municipios de México, como en Guadalajara y Zapopan, en Jalisco, dicha ley no entrará en vigor y los ciudadanos podrán consumir alcohol bajo las restricciones de venta normales, que aplicarían a cualquier otro fin de semana.