El procurador de Justicia de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, advirtió que los cuerpos encontrados el miércoles (9) en Jalisco, tendrían relación con lo ocurrido en Nuevo Laredo, Tamaulipas el 4 de abril, cuando fueron encontrados nueve cuerpos colgados en un puente y 14 en una camioneta. Estos crímenes fueron relacionados a venganzas entre cárteles de Los Zetas y del Golfo y Sinaloa.

“Esto una repercusión del evento que se realizó en Tamaulipas”, dijo.

Un total de 20 asesinatos registró ayer el estado de Jalisco; 18 de ellos fueron reportados tras el hallazgo de restos mutilados en dos camionetas en una brecha a un costado de un hotel en el kilómetro 25 de la carretera Guadalajara-Chapala, en el municipio de Ixtlahuacan de los Membrillos.

Los restos, algunos mutilados, fueron dejados en una camioneta EcoSport y una tipo Sienna color verde oscuro, donde fue dejado un mensaje firmado por un cártel del narcotráfico.

Ayer por la mañana se informó que eran 10 los cadáveres hallados y más tarde se confirmó que la cifra subió a 18. Luego, el procurador de Justicia de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, informó que fueron encontrados dos cuerpos más en una brecha del municipio de El Arenal, en la región Valles de Jalisco. Estos crímenes podrían estar relacionados a los anteriores, mencionó.

Tras una reunión con el gobernador Emilio González Márquez, el primer fiscal del estado reportó que los cuerpos no han sido identificados, no obstante, que ya se confirma que todos son hombres.

Ayer la Procuraduría General de la República informó que inició un acta circunstanciada del caso.

“Pudo ser mayor”

Con relación a las indagatorias tras el hallazgo de los cuerpos en la carretera, el mando advirtió que los fallecidos al parecer son parte de un grupo de 15 personas que fueron privados de su libertad antes en municipios de esta región. El procurador mencionó que se detuvo el martes a una persona tras el rescate de otras que se encontraban secuestradas en el municipio de Tala.

Tras el rescate de las víctimas, agentes de la Procuraduría, policías municipales y estatales iniciaron la búsqueda de los plagiarios. En los operativos lograron la detención de una mujer, de 25 años, quien presuntamente declaró ser integrante del cártel del Milenio y quien dijo “que el grupo delictivo tenía como objetivo asesinar a todos”. Coronado Olmos agregó que los sobrevivientes y los asesinados cuyos cuerpos fueron encontrados estarían relacionados, por lo que la masacre podría haber sido mayor, como la de noviembre de 2011, en la que hallaron 26 cuerpos en vehículos en Guadalajara.

Con información de Agencias.