Ante los desastres originados por “Manuel”, el gobernador Mario Anguiano no descartó adquirir un financiamiento para la restauración de las zonas más afectadas, aunque aseveró, este recurso sería el último en utilizarse, en caso de que el capital adquirido no cubriera todos los daños.

En ese sentido, el mandatario explicó que hay obras que serán atendidas, presupuestariamente, al cien por ciento por el Gobierno federal, como en el caso de las carreteras de cuatro carriles Colima-Manzanillo, la carretera a Jiquilpan y también la carretera que va hacia el aeropuerto, en Playa de Oro. Con estas obras, dijo, la declaratoria de desastre se facilita de la canalización de recursos.

Por otro lado, señaló Anguiano Moreno, la infraestructura local, como la carretera Villa de Álvarez-Minatitlán –la cual registró daños con las pasadas lluvias torrenciales-, serán reparadas a través de un fondo bipartito: 50 por ciento el Gobierno federal y 50 por ciento el Gobierno del estado.

Adelantó que será hasta el próximo martes cuando se hará un análisis para identificar la infraestructura estatal dañada.

Hacemos un análisis, vemos cuánto es la infraestructura estatal que salió dañada, cuánto le tocaría aportar a la federación, cuánto le tocaría aportar al estado. En función del monto que le toca aportar al estado y a los ayuntamientos, decidimos, vemos si vamos a tener disponibilidad de recurso, y en caso de que no, como último recurso, se recurrirá a lo de financiamientos. Esperemos que no”.

Investigará gobernador posibles daños en presa Trojes

Referente a daños físicos en la presa Trojes, como lo han denunciado pobladores de esa comunidad, el gobernador informó que no tiene un reporte formal sobre esta situación, pero que en este día se reunirá con el delegado de la Comisión Nacional del Agua, José Juan Michel para conocer más a fondo el tema.

Aseguró que hay un gran sentido de responsabilidad por parte de los funcionarios federales, en cuanto a la contingencia generada por las lluvias torrenciales, y que si hay un riesgo en la presa Trojes se canalizarán a los técnicos y peritos para que hagan la evaluación pertinente, y, en función de eso, tomar decisiones.

 

Con información de César Barrera