La presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez, dio a conocer que le dejaron un ayuntamiento con deudas por más de $500 millones de pesos.

Tan solo el organismo operador de agua del puerto, Capdam, debe $91 millones de pesos, de los cuales, $6 millones tenían que haberse pagado en septiembre a la Comisión Federal de Electricidad, situación por la cual se tiene la amenaza de corte de energía a los pozos de agua que suministran agua a la ciudad.

Además, explicó que el ayuntamiento debe a bancos $400 millones de pesos, más deudas a proveedores, pensiones y otros gastos que no se pagaron a tiempo.

La alcaldesa aseguró que muchos de los equipos de computo del Ayuntamiento fueron formateados, pero que en algunos, como el de la Secretaría del Ayuntamiento, encontraron testimonios de que ahí se elaboraron 400 documentos para que trabajadores demandaran su basificación, razón por la que se iniciará un procedimiento jurídico contra responsables.

Reiteró que Andrés Manuel López Obrador supo de lo que sucedido en el cabildo, cuando se votó en contra de la propuesta de tesorero y él le ordenó que no cediera; dijo la visita del presidente electo ayudó a destrabar el problema y regidores de la coalición dieron su voto en apoyo a la propuesta.

También se refirió a Virgilio Mendoza, para señalar que si su intención es ayudar, entonces “mucho ayuda el que no estorba”, pues aseveró que fue él quien organizó la oposición a la propuesta inicial de tesorero.

Escucha la entrevista completa: