Indira Vizcaíno, presidenta municipal de Cuauhtémoc, rindió este viernes (25) por la noche su tercer informe de resultados, en el que destacó el manejo transparente de los recursos públicos, la vocación genuina de servir, la obra pública histórica del municipio, así como la prestación de servicios públicos de calidad.

Transparencia, honestidad, austeridad en el gasto, gestión, vocación del servicio y amor por Cuauhtémoc fueron los motores que nos llevaron a decidirnos cada día a nutrir nuestra convicción de lograr un gobierno que marcara la diferencia”.

En el auditorio Elías Zamora Verduzco de la cabecera municipal, Vizcaíno resaltó también que a unos días de concluir la administración que encabeza, se demostró que la política “bien vale la pena” y que seguramente marcó un antes y un ahora muy diferente para el municipio.

“Podemos afirmar que marcamos diferencia porque nosotros hace tres años partimos de la convicción de que los menos  de que lo menos a lo que está obligado un gobierno es a entregar cuentas como las que hoy entregamos con finanzas sanas y cero deuda propia”, señaló.

Resaltó que su administración decidió solidarizarse con los cuauhtemenses y por ello decidieron bajarse el sueldo a la mitad y con ello se pudo dar uniformes escolares a todos los niños de educación básica del municipio, así como mejorar los cuerpos de Protección Civil y Seguridad Pública.

Además, insistió que el manejo honrado de los recursos públicos permitió pagar más de la mitad de la deuda por más de $40 millones de pesos que les fue heredada.

La alcaldesa añadió que la intensa agenda de gestión, tocando puertas en diferentes lugares, dio como resultado cerca de $400 millones de pesos para obra pública que se han invertido en los tres años de administración.

Indira Vizcaíno recordó que el ayuntamiento de Cuauhtémoc fue el primer y único que hizo respetar la ley en materia de derechos humanos que derivó en una controversia nacional con la razón jurídica y la justica de su parte.

“No reprocharé al gobernador su ausencia, creo que hizo lo correcto”

Para finalizar su discurso, Indira Vizcaíno expresó que en esa ocasión no reprocharía la ausencia por tercer año consecutivo del gobernador Mario Anguiano, por el contrario, dijo, “creo que hizo lo correcto, pues no tendía palabras para explicarnos a los cuauhtemenses y colimenses los resultados que él está entregando”.

La alcaldesa refirió que al inicio de su administración, el Ejecutivo estatal se “ufanó” en declarar que los invitarían a trabajar juntos para implementar bajo un plan de austeridad que se había diseñado. Sin embargo, la convocatoria nunca llegó y por el contrario, desde Cuauhtémoc se dijo a la administración estatal que si tenía la intención de trabajar con honestidad y transparencia se acercaran a este ayuntamiento.

“Ahora dicen que esta nueva línea de deuda autorizada hace algunos días es también para ayudar a los diez municipios. Desde aquí les digo:  a Cuauhtémoc no lo cuenten, tenemos finanza sanas, pusimos la muestra y estoy convencida de que habrá un antes y un después de esta administración y desde aquí este gran equipo podemos decir misión cumplida”, finalizó.

Al evento acudieron el presidente del Comité Directivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Navarrete; el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles; el gobernador electo de Colima, Ignacio Peralta; el secretario general de gobierno de Colima, Rafael Gutiérrez; así como delegados federales, estatales y municipales, así como representantes del Ejército Mexicano.