El director operativo de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) de Colima, Ricardo Ursúa, explicó que la actividad del Volcán de Colima se ha estabilizado, pero en un nivel alto y no ha regresado a los niveles previos al incremento de actividad que comenzó el pasado 26 de septiembre, por lo cual las autoridades de los tres niveles de gobierno se mantienen alerta.

En entrevista con Ángel Guardián, el funcionario estatal indicó que el radio de exclusión se ubicó en 8 kilómetros y se permitió el regreso a sus hogares de los habitantes de la comunidades de La Yerbabuena y La Becerrera, pero se dejaron unidades desplegadas para proceder de nueva a la evacuación en caso de que las condiciones cambiaran.

“Podría parecer que el hecho de que regresen quiere decir que todo se tranquilizó, pero no es así (…) implica que tengamos personal permanente para que en caso de que se evidenciara algún cambio en el monitoreo podamos evacuar a la población de manera inmediata y reducir el tiempo de lo que significa trasladar vehículos de Comala o Colima a ese punto”, declaró.

Por otro lado, Ricardo Ursúa detalló que funcionarios federales de la Coordinación Nacional de Protección Civil se mantienen en la entidad, incluso se tuvo la presencia hace un par de días de Luis Felipe Puente, coordinador nacional, y todavía se encuentra en Colima el director de esta dependencia Ricardo de la Cruz.

Finalmente, reiteró que aunque la actividad ya disminuyó, éste puede ser sólo un proceso y volver a aumentar en cualquier momento, por lo que pidió a la población estar alerta y atender las indicaciones de las autoridades.