El presidente electo, Enrique Peña Nieto, dijo estar dispuesto a dialogar con Andrés Manuel López Obrador, siempre y cuando el ex candidato del Movimiento Progresista reconozca que el PRI ganó la elección presidencial.

Dicho acercamiento, recalcó, solo se llevará a cabo a partir del reconocimiento de la presidencia ganada con el voto mayoritario de los ciudadanos.

En entrevista televisiva, el próximo presidente de México dijo que su interés es mantener un diálogo con todas las fuerzas políticas.

Se preguntó a Peña Nieto cómo va a mantener la relación con el político tabasqueño, quien quedó en segundo lugar en las pasadas elecciones, con una diferencia de tres millones de votos.

“Mi interés es tener una apertura y diálogo con todas las expresiones políticas, fue un contendiente que fue derrotado en la elección y yo espero construir con su partido y eventualmente con él, si esa es su disposición, una relación de diálogo para realmente abonar y contribuir a la definición de políticas y acciones que nos permitan lograr lo que estoy seguro fue el objetivo e interés de quienes participamos en esta competencia democrática…”, señaló.

— ¿Estaría dispuesto a unirse, a sentarse en una mesa con Andrés Manuel López Obrador?

—Estoy abierto al diálogo con todas las expresiones políticas, con todos aquellos que eventualmente tengan diferencias con el gobierno que habré de encabezar, estoy abierto en todo momento al diálogo y a escuchar sobre esas diferencias y poder salvarlas y actuar de manera positiva.

—Pero en el caso de Andrés Manuel López Obrador, ¿sí estaría dispuesto?

—Totalmente.

—¿A sentarse con él?

—A tener un diálogo si así lo quiere y realmente a partir del reconocimiento que haga él a esta presidencia ganada por el voto mayoritario de los ciudadanos, a sentarnos y a poder dialogar.

El presidente electo mencionó que si se hacen bien las cosas y se logran hacer un lado los intereses meramente partidarios, se logrará realmente llevar a México a mejores condiciones.

Recordó que en la pasada elección, el mandato de los ciudadanos quedó claramente señalado, porque no hubo partido alguno que lograra mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, ni en el Senado.

Sobre la participación de los jóvenes en estos comicios, particularmente el Movimiento 132, Peña Nieto respondió:

“Pues mira, irrumpieron una expresión de los jóvenes, creo que los jóvenes se manifestaron, creo que esta irrupción del Movimiento 132 despertó aún más la participación de los jóvenes en el país, que alguno lo hicieron a favor de la opción que presenté, otros a favor de otras opciones, todas me merecen respeto…”

Peña Nieto subrayó que el proceso electoral fue ejemplar, pues en la historia reciente de nuestra vida democrática no se había tenido un proceso en el que todos los partidos políticos tuvieran representantes acreditados en las casillas.

“Fue un proceso ampliamente vigilado por los ciudadanos de nuestro país, tres millones de mexicanos participaron como representantes de partidos políticos o como autoridades electorales…”, enfatizó.

Dijo que el avance democrático que el país ha experimentado debe llevarnos también a que como sociedad realmente sepamos reconocer con civilidad y madurez política el resultado de una elección, porque no hay triunfos ni derrotas para siempre.

Con información de Milenio